Muñoz dirá que niños no fueron afectados y la atención fue interrumpida en el pasado

Uno de los puntos fuertes de la defensa que Muñoz realizará hoy ante el Parlamento de su gestión es que la interrupción de los tratamientos no afecta la recuperación de los niños, ya que pueden aumentar las dosis en las siguientes sesiones de radioterapia. Además presentará pruebas de que las suspensiones han ocurrido en el pasado, con lo cual espera derribar las críticas que le realice la oposición.

Otro de los puntos es que la renuncia del ingeniero físico Rene Curochquin determinó de hecho la suspensión del tratamiento y, en ese sentido, las autoridades del MSP justificarán la actuación de los mandos jerárquicos del nosocomio.

Muñoz recibió por la tarde en su despacho a legisladores del gobierno que integran las comisiones de Salud Pública del Parlamento. Asistieron los senadores Mónica Xavier, Alberto Cid y Víctor Vaillant, y los diputados José Luis Gallo y Lilián Kechichián.

El encuentro se llevó a cabo a partir de las 15:30 horas y se extendió por más de dos horas.

En la reunión, Muñoz reconoció que existieron problemas de funcionamiento en el equipo de trabajo, según manifestaron a este medio participantes del encuentro.

Por otra parte, fuentes ministeriales agregaron que el hecho de que la directora del Instituto de Radioterapia, Blanca Tasende, no haya informado de la suspensión de los tratamientos no hace al problema sustancial, aunque se considera que su actitud contribuyó a la «confusión» de la ministra que desmintió los hechos que efectivamente ocurrieron.

Una vez finalizado el encuentro con la ministra, Cid informó que Muñoz-realizó una explicación «pormenorizada y sumamente detallada» de todo lo sucedido en Radioterapia del hospital infantil, a la vez que se repasaron los 200 ceses en cargos de confianza y el procesamiento que llevó a seleccionar a Tasende en lugar del médico José Lebrogne.

«Se actuó con absoluta corrección en todo esto por parte de las autoridades del MSP», aseguró el senador, quien además explicó que «nos hemos trazado el objetivo de que sean las autoridades de la secretaría de Estado las que, con una cronología de sucesos, se comuniquen con la población a través de la prensa una vez finalizada la asistencia al Parlamento».

VERSIONES ENCONTRADAS

Tal como se publicó en la víspera, fuentes allegadas al servicio de radioterapia trasmitieron a Últimas Noticias que la reciente designada titular de Radioterapia había admitido que cometió «un error de gestión» al no informar a las autoridades del hospital sobre la suspensión de las irradiaciones y que, por lo tanto, asumía toda la responsabilidad sobre los hechos.

La situación en el Pereira generó, según las fuentes, un problema político, ya que Muñoz no contaba con toda la información sobre el caso denunciado por la prensa al responder el lunes en el Edificio Libertad las preguntas de los periodistas. En esa misma instancia responsabilizó de la situación al director del Centro de Oncología, Luis Ney Castillo, quien había confirmado a Ultimas Noticias la suspensión del tratamiento.

En la reunión con los legisladores de la izquierda, Muñoz despejó dudas de la bancada y dijo que hoy expondrá sobre situaciones «irregulares» sucedidas durante la administración de José Honorio Leborgne.

Pero aunque las autoridades intentan «bajar la pelota al piso» sobre la tormenta generada en el Pereira, todavía existen informaciones contradictorias. Por un lado, se informó desde el MSP que el nuevo técnico físico que se haría cargo del mantenimiento del acelerador lineal había comenzado a trabajar el viernes. Sin embargo, éste dijo a la prensa que recién el lunes se contactó con las autoridades para ofrecer sus servicios.

Gustavo Píriz, que tiene un master en física médica en el exterior, y que suplantará a Curochquin, dijo que no existió una comunicación oficial en ningún momento, sino que simplemente él se ofreció para calibrar el aparato.

En tanto, se supo que Curochquin había sido contratado bajo el régimen de las Comisiones de Apoyo, lo que lo eximiría de responsabilidad como funcionario del MSP. El contrato le permite rescindir unilateralmente el compromiso laboral, pero debe comunicarlo con por lo menos 10 días de anticipación antes de abandonar el cargo. Esa omisión le permitiría a las autoridades del MSP responsabilizarlo por la suspensión del tratamiento.