Negociación llega al final con aumento real promedio de 14%.

Al cierre de la última ronda de los Consejos de Salarios que finaliza hoy, los trabajadores de la actividad privada que consiguieron un acuerdo colectivo a 30 meses tendrán, en promedio, un crecimiento real de salarios de entre 13% y 15%.
El ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, indicó a El Observador que la gran mayoría de los convenios que cuentan con acuerdo o pre acuerdo de partes tendrán esa recuperación salarial a la que hay que agregarle el ajuste por inflación.

Bonomi manejó en las últimas horas que esperaba alcanzar un 60% de acuerdo en esta ronda salarial. Por su parte, el director de Trabajo, Julio Baráibar, fue más optimista y señaló un 70%.

Al cierre de las negociaciones de ayer, el porcentaje de acuerdos se situaba en un 50%. Algunas discusiones continuarán la semana próxima porque, como había adelantado el gobierno, habrá una prórroga para las mesas de negociación que estuvieran cerca del consenso.

Este mismo porcentaje(50%), era el que manejaba el PIT-CNT en la víspera. A nivel empresarial, el promedio de crecimiento real de 13% a 15% es visto con cautela, ya que en un contexto de crisis habrá que revisar los guarismos, observando la evolución de la economía.

Para la eventualidad de que la economía nacional sufra alteraciones sustanciales, el Poder Ejecutivo habilitó la inclusión de una cláusula de salvaguarda en los acuerdos que permitirá, el año que viene, revisar los ajustes salariales.

Bonomi informó que fue rechazada una propuesta de la Cámara de Comercio que pedía que no se otorgara el próximo aumento si la crisis internacional hacía efecto en nuestro país.

En este sentido, el jerarca de Trabajo sostuvo que lo que se aplicará el año que viene será una salvaguarda y no un “gatilllo” y que podrá habilitarse hacia los dos lados; ante el pedido empresarial (por la caída del volumen de exportación o de actividad) o a solicitud de los trabajadores, si la inflación supera las expectativas previstas.

Esta salvaguarda, permite que vuelvan a discutirse los ajustes salariales, teniendo la última palabra la cartera de Economía.

Al cierre. El dirigente de Fueci (sindicato del comercio) y del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, Milton Castellano, estimó que el crecimiento salarial para los trabajadores de sector, alrededor de 140.000, tendrá un piso de crecimiento de salarios real de 17% entre los acuerdos que se firmen a 24 o 30 meses. En esta actividad ya firmaron pre acuerdos, entre otros, el sector de la limpieza y el de la seguridad privada.

En la industria, el sector de la bebida se aproxima a un acuerdo global y ya preacordaron los trabajadores y empresarios de las viñas y el de las licorerías con una recuperación de un 14%.

También hubo consenso en el transporte de lácteos y de procesamiento de tabaco. En las curtiembres, empresarios y trabajadores se acercan a un entendimiento y en la actividad de fábricas de pastas ya existe un acuerdo.

Graciela López, del sindicato de trabajadores textiles, indicó que hoy se votará una propuesta del Poder Ejecutivo que fue prevista ante el estancamiento de la negociación. Esta fórmula incluye un aumento semestral de 2% más inflación en un plazo de 24 meses. En la industria textil, trabajan alrededor de 6.000 obreros.

En la vestimenta, las negociaciones continúan trancadas, pero también utilizarán el plazo de prórroga para continuar dialogando. En la rama metalúrgica y afines ocurre lo mismo.

Trancazo. Los dos sectores de la actividad privada con mayor dificultad son el de la carne y la pesca. En el primero, el sindicato (Foica) efectuará en esta jornada un nuevo paro general de 24 horas. El sindicato se movilizará frente al Ministerio de Trabajo mientras se concreta una nueva reunión.

Los trabajadores reclaman que se firme un acuerdo a 30 meses, con un crecimiento de salarios de un 5,5%. Ya se firmaron acuerdos en el sector avícola y falta el de chacinado y los frigoríficos, donde trabajan aproximadamente 12.000 obreros. En la pesca, de los cinco subgrupos que conforman el grupo de negociación, solamente uno acordó. En los cuatro restantes se mantienen las diferencias.

Anteriormente ya habían firmado la construcción, la salud privada, el sector de granjas y el transporte colectivo de pasajeros urbano, suburbano e interdepartamental. En el taxi habrá decreto.