No a los cortes y a relocalización, ejes del diálogo para el Uruguay

Ayer tanto el presidente Tabaré Vázquez, como el ministro de Economía, Danilo Astori, se encargaron de dejarlo en claro. De todas formas, el presidente también aclaró que el primer movimiento lo hará el monarca español, probablemente a través de las representaciones diplomáticas.

También el presidente aclaró que es posible que las primeras reuniones tengan lugar en el Río de la Plata y no en la capital española.

CONDICIONES. «La idea primaria que había por parte del gobierno español y de su Majestad era primero ver quiénes del gobierno español van a llevar adelante las conversaciones», explicó ayer en Salto el presidente Vázquez.

También dijo que el gobierno español planeaba «enviar a estos representantes al Río de la Plata», con el propósito de documentarse acerca del conflicto. El presidente agregó que recién después de cumplida esta instancia «el gobierno español y su Majestad van a establecer cuál va a ser el mecanismo, la forma, con la que vamos a funcionar». Ese proceso podrá llevar 15 días o tal vez un mes.

Pero luego Vázquez puso sobre el tapete el punto central para las negociaciones bilaterales: «Para el Uruguay, mientras haya cortes no hay negociación posible».

Durante su discurso Vázquez se dirigió especialmente al intendente municipal de la vecina ciudad entrerriana de Concordia, Tomás Cresto, a quien le dijo que «las papeleras no nos separarán, al contrario, el río nos tiene que unir». Cresto, a su vez, le obsequió a Vázquez un reel de pesca.

Casi a la misma hora en que el presidente encabezaba el festejo de los 250 años de la ciudad de Salto, en Montevideo el ministro de Economía, Danilo Astori, también se refería al tema en el marco del décimo aniversario de República AFAP. «El pedido de Argentina al Rey – que fue un pedido de Argentina al Rey, lo subrayo – en el sentido de facilitar un diálogo con Uruguay, diálogo al que nunca Uruguay se ha negado y no se negará jamás, no tiene nada que ver con el proceso de instalación de la planta de Botnia ni con el apoyo financiero que tiene que tener», enfatizó Astori.

«Para Uruguay, la instalación de Botnia en ese lugar (Fray Bentos) es un aspecto absolutamente innegociable y el derecho técnico y jurídico que Uruguay y Botnia tienen de instalarse en el lugar programado, es absolutamente innegociable», puntualizó.

El ministro incluso aventuró que la negociación en esta nueva etapa estaría referida «a otros aspectos muy crudos que ha tenido este proceso, como por ejemplo el corte de rutas y el bloqueo a Uruguay».

Sobre estos dos ejes, entonces, Uruguay se aprestaría a enfrentar una etapa negociadora sobre la que no hay depositadas grandes esperanzas. Al menos así se desprende de las palabras del propio Vázquez: «Ojalá lo logremos, pero vamos a esperar los resultados», comentó ayer.