«No vamos a cambiar el modelo económico», dijo Tabaré Vázquez

Convencido de que los uruguayos que viven en la Argentina pueden darle un espaldarazo en las elecciones de octubre, Tabaré Vázquez, candidato del centroizquierda a la presidencia de Uruguay, estuvo en Buenos Aires haciendo campaña. Y tendió redes para fortalecer sus relaciones con los sectores político y económico de este país.

Con un 46% de intenciones de voto según los sondeos, Vázquez confía en convertirse en presidente en primera vuelta. Sabe que entre los más de 300.000 uruguayos que, se estima, viven en este país, cuenta con un gran número de seguidores. Y busca convencerlos de que crucen el río para ir a votar.

Además de encabezar un acto en un teatro porteño el lunes, el candidato por la coalición Frente Amplio-Encuentro Progresista-Nueva Mayoría participó ayer de un almuerzo con empresarios de ambos países. Es que la integración entre los socios del Mercosur es para él un punto clave.

Vázquez, quien tratará de llegar a la presidencia después de dos intentos frustrados, ya sabe que cuenta con el respaldo del presidente Néstor Kirchner. Y busca más apoyo desde este lado del Río de la Plata. Sobre este y otros temas conversó con Clarín.

«8—¿Cómo es su relación con Kirchner y con los demás presidentes del Mercosur?

—Tanto en lo personal como en lo político, nuestras relaciones con los presidentes de la región son buenas. Y, si llegamos al gobierno, vamos a hacer todos los esfuerzos para que los vínculos se mantengan o mejoren.

«8—Usted ha propuesto que los países del Mercosur negocien en bloque con los organismos de crédito internacionales. ¿Cuál sería la ventaja?

—Uruguay tiene fama de ser buen pagador. Es una imagen que no debemos perder y vamos a respaldar. De todos modos, sobre todo para un país pequeño como Uruguay, y para un mejor intercambio con los organismos internacionales, la negociación común entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay sería mucho más productiva.

«8—Un 25% de la población de Uruguay es pobre y el desempleo llega al 14%. ¿Cuál es su propuesta para mejorar esta situación?

—El país parece estar recuperándose después de la fuerte crisis de 2002. Pero el crecimiento es muy endeble y no ha llegado a la mayoría de la población. No proponemos cambiar este modelo económico por otro, sino que buscamos la construcción de un proyecto nacional, en el que debemos participar todos.

«8—¿De qué manera?

—Lo primero será poner en marcha el Consejo de Economía Nacional, asesor del Poder Ejecutivo. Lo integrarán empresarios, productores, comerciantes, trabajadores y técnicos de las universidades que desarrollen modelos económicos para un país productivo y generador de empleo. Un mo delo que genere riqueza, y que se distribuya con justicia social.

«8—¿Será posible en el corto plazo?

—No proponemos milagros, ni somos una fuerza política mágica. Solucionar de la noche a la mañana un deterioro de tantas décadas es imposible. Pero este sería por primera vez un gobierno fuera de los partidos tradicionales. Y proponemos un cambio profundo.