Nueva caída en las bolsas por la crisis hipotecaria en EEUU

La mayoría de las bolsas mundiales registraron pérdidas ayer, en particular la de Nueva York–un día después de las alzas del lunes alentadas por inyecciones de liquidez de los bancos centrales– señal de que persiste la crisis de los créditos hipotecarios de riesgo en Estados Unidos.
Wall Street volvió a caer por segundo día consecutivo y el índice Dow Jones –que mide la evolución de las principales acciones industriales– perdió 1,57%.

En América Latina, el principal índice de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, cayó por cuarta sesión consecutiva –en esta ocasión 2,90%–, mientras que las Bolsas de México y de Buenos Aires perdieron 2,40% y 1,74%, respectivamente.

En tanto, la Bolsa de Londres cerró con un retroceso de 1,21%, mientras París perdió 1,63%, Francfort cayó 0,66%. Zurich perdió 1,59% y cerró en su nivel más bajo del año, arrastrado por los valores bancarios.

En Asia, Tokio (+0,27%) y Hong Kong (+0,53%) se recuperaron al cierre pero Taipei perdió 0,31%, Seúl 1,70% y Bangkok 1,28%, mientras que la Bolsa de Shanghai –más joven y modesta– ganó 1,09%, lo que le permitió batir récord tras récord y mantenerse a distancia de la tendencia general, como desde el inicio de la crisis.

La crisis del sector “subprime” está “lejos de haber acabado”, advirtió una nota de la firma de corretaje Global Equities, para la cual las inyecciones de liquidez de los bancos centrales «van en dirección opuesta a su discurso de vigilancia de la inflación».

Los analistas se preguntan si estos bancos centrales pueden seguir siendo creíbles al salir una vez más al rescate de los corredores bursátiles, tal como hizo la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en diciembre de 1998, en el marco de la caída del fondo estadounidense LTCM, y luego en 2002-2003, tras la quiebra de Enron.

Las condiciones regresaron casi a la normalidad en el mercado monetario europeo, según declaró ayer el Banco Central Europeo (BCE), que inyectó otros 25.200 millones de euros al flujo monetario de la zona euro en dos tandas.

Desde el jueves, el BCE ofreció un total de 230.000 millones de euros al flujo monetario de la zona euro.

Su presidente, Jean-Claude Trichet, afirmó ayer que las condiciones del mercado monetario están retornando a la normalidad, aunque llamó a los inversores a mantener su «compostura» frente a la volatilidad.

Mientras tanto, la calma ya parece ser un hecho en Japón, donde el Banco Central aprovechó para anunciar que retiraba del flujo monetario el equivalente a los 10.000 millones de euros inyectados en estos últimos días.

Los mensajes tranquilizadores también llegaron desde EEUU, donde el banco de negocios Goldman Sachs inyectó US$ 3.000 millones de un fondo especulativo que se iba a pique por la crisis del crédito de riesgo.

Analistas dijeron que los 3.000 millones son una gota de agua en el océano de los 1,4 billones de euros manejados por 9.500 fondos especulativos en el mundo, cuya cantidad se triplicó en 6 años, según la consultora HFR. (Redacción y agencias).