Nueva tragedia en La Meca dejó al menos 345 muertos

El desastre. Eran las 12.45 en La Meca, justo tras la plegaria del mediodía, y la mayoría de los 2,5 millones de peregrinos que abarrotaban el lugar pretendían cumplir entre el mediodía y el ocaso del sol –como manda la tradición– con el apedreamiento de los tres Jamarat, las tres columnas que representan a satanás.

A la entrada del puente que las autoridades sauditas habilitaron hace años para doblar la superficie desde la que se puede apedrear las tres columnas, creando así dos pisos, se produjo una gran aglomeración.

Algunos equipajes cayeron al suelo –según los testigos y las autoridades sauditas– y los peregrinos, al detener su marcha para recogerlos, hicieron tropezarse a los que venían detrás, y estos a los siguientes, convirtiendo al puente en una trampa mortal.

“Yo solo sé que me caían los muertos encima y tenía las piernas agarrotadas, no paraba de gritar y nadie me oía, hasta que vino un soldado y me sacó de aquel montón de cadáveres”, relató el peregrino paquistaní Esham Chan Ali, quien mostró su cuerpo lleno de magulladuras.


Sin consenso. “La avalancha estuvo causada por peregrinos que no se comportaron conforme a las reglas y a un problema de equipajes. Varios peregrinos cayeron durante la avalancha y hubo muertos y heridos”, según el ministro saudita de Sanidad, Hamad ben Abdalá Al-Man. El portavoz del ministerio saudita del Interior, Mansur al-Turki, indicó poco antes que el accidente se produjo al caer varias maletas que eran transportadas en ómnibus que circulaban en medio de la multitud.

“Los peregrinos lanzaban piedras sobre la estela para cumplir el rito de la peregrinación antes de la puesta del sol”, indicó por su parte el jefe de la Defensa Civil regional de Arabia Saudita, general Adel Zamzami.

Según un testigo citado por la televisión Al Jazeera la avalancha se inició cuando la Policía se abrió paso en medio de la multitud a un funcionario con alto cargo.


Los socorros. “Unas 66 ambulancias fueron movilizadas en el lugar del accidente y los siete centros hospitalarios de La Meca y de Arafat acogen a las víctimas”, declaró el jefe de las operaciones de socorro en La Meca, Jaled Yassin.

“Es imposible evacuar a las víctimas por helicóptero a causa de la densidad de gente que hay en el lugar”, añadió la misma fuente.

Una fuente del hospital general de Mina indicó que el número total de víctimas era difícil de cuantificar.

“No podemos dar la cifra exacta porque acogimos a 600 heridos, muchos de ellos fueron trasladados a otros hospitales”, declaró. “Un gran número de víctimas provienen de países del sudeste asiático”, agregó la misma fuente. “Ambulancias y equipos de urgencia se encuentran en la zona y tratan de controlar la situación”, declaró el jefe de las operaciones de urgencia en el ministerio saudita de Sanidad, Tarek al-Arnus, presente en el lugar del accidente. (AFP y EFE)