Nuevo atentado en Irak deja seis muertos

La explosión ocurrió al día siguiente de que varios atacantes suicidas devastaran la sede central de la Cruz Roja y tres comisarías de policía en Bagdad, matando a decenas de personas e hiriendo a más de 200.

La policía y varios testigos indicaron que la bomba de Faluya fue colocada en un vehículo detonado frente a una planta generadora de energía eléctrica y a unos 100 metros de la estación policial.

Las fuerzas norteamericanas llegaron 20 minutos después de la detonación y acordonaron el área. Faluya se encuentra a unos 60 kilómetros al oeste de Bagdad.

(AP)