Nuevo conflicto diplomático con Argentina

El gobierno argentino expresó ayer su malestar por el nombramiento del capitán de navío Juan Craigdallie como agregado naval adjunto en Buenos Aires, debido a las acusaciones que pesan sobre el militar, por violaciones a los Derechos Humanos.

El embajador uruguayo Alberto Volonté debió concurrir ayer a la Cancillería argentina a explicar la designación del funcionario.

Por otra parte, el embajador argentino Hernán Patiño Mayer dijo al diario El Observador que analizará las declaraciones de Ramela (foto) , quien al referirse a Kirchner, dijo que éste no había tenido una actuación feliz durante su visita a Montevideo, para participar de la Cumbre del Mercosur. «Algunos gobernantes no comprenden que están ejerciendo la primera magistratura de un país, y no de un club o un partido político, ni siquiera actuando como agitadores o simpatizantes de la guerrilla como fueron en su pasado», sentenció el asesor presidencial.