Nuevo decreto cubrirá baches de la reforma


El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) redactará un nuevo decreto con disposiciones complementarias a los textos de reglamentación del Impuesto a la Renta aprobados el 26 de abril.
Fuentes oficiales informaron a El Observador que la reglamentación del Impuesto a la Renta dejó algunos “huecos” que no pueden ser cubiertos con resoluciones de la Dirección General Impositiva (DGI), por lo que se necesita un nuevo decreto que afine los conceptos que no quedaron contemplados en el primer texto.

En particular, se apunta a definir la situación de algunos gastos fictos que la ley y los decretos reglamentarios autorizan a deducir a los profesionales universitarios que cobren salarios como patrones, y opten por pagar el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) por el ingreso real, pero que por la condición del gasto, no quedan gravados por renta en el destinatario del gasto.

De acuerdo al espíritu de la ley, para que un gasto pueda aplicar como deducible en el pago de IRAE, tiene que estar gravado por alguna forma del impuesto a la renta en el receptor de ese ingreso.

El informante indicó que con los textos actuales, existen deducciones fictas que pueden ser realizadas sobre sueldos reales patronales que tributan IRAE en el caso de profesionales universitarios, que no quedan gravadas por ninguna forma del impuesto a la renta.

“Todo lo que sea deducible del ingreso total está de alguna forma gravado. Había partes que eran gasto admitido pero no estaba gravado”, aseguró.

Entre estas situaciones se encuentran, a modo de ejemplo, las contraprestaciones por servicios de bienes adquiridos que integren el costo de un contribuyente de IRAE; las pérdidas por ejercicios anteriores; los gastos bonificados que se computan a 150% o 200% de su valor pero que no están gravados por renta en ese monto, entre otras variables.

La alternativa que se proyecta incluir en el decreto complementario prevé restringir las deducciones en estos casos, para que se efectúe por montos menores a los habilitados, señaló la fuente consultada.


Tres más. Por otra parte, están en trámite de definición los decretos que reglamentarán la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el monotributo y el Impuesto al Patrimonio.

Si bien no hay fecha definida para su presentación se espera que estén terminados en pocos días.

Incluso, el decreto que reglamenta el monotributo “ya está pronto”, afirmó la fuente.

En el caso de la reglamentación del IVA, resta definir el valor ficto que se aplicará para el cálculo del tributo en su aplicación sobre la “autoconstrucción”, o lo que es lo mismo, las obras realizadas por “administración” cuando el titular no es sujeto pasivo de IVA o de IRAE.

En ese caso, al constituir un “nuevo hecho generador” que hasta el momento no estaba comprendido en el pago de IVA, se debe proceder a la fijación de un valor ficto, con el cual se calculará en función del aporte unificado a la construcción el IVA venta de la reforma que se realice, según se explicó.

La aplicación del tributo sobre las construcciones realizadas por particulares apunta a generar una oposición de intereses entre éste y el proveedor, de forma que oficie como “incentivo” para exigir las facturas en compras de insumos y servicios.