Nuevo órgano controlará información contable

El gobierno presentó ayer en la Bolsa de Valores los primeros lineamientos del proyecto de ley para unificar la normativa contable con los estándares internacionales, y crear un organismo que se encargue de regular la información que presentan las empresas de sus estados financieros.La iniciativa se enmarca dentro del plan de mejora del clima de negocios encarado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que apunta a aportar mayor “transparencia informativa” al mercado, dijo a El Observador el consultor externo del MEF involucrado en el proyecto, Bruno Gilli. La norma se asentará en tres pilares: aclarar el acceso a información de calidad –para lo que se requiere aplicar reglas de calidad-; contar con un órgano emisor de normas contables, que controle su cumplimiento y aplique sanciones; y la construcción de un sistema para mejorar las prácticas de auditorías.Par ello, la nueva unidad podrá emitir reglas contables de cumplimiento obligatorio para las empresas, basadas en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIFF- NIC), agregó. Asimismo, operará como órgano de control de la información financiera –balances, auditorías, estados contables- que presenten las empresas a los restantes operadores del mercado e instituciones fiscalizadoras, y tendrá capacidad de aplicar sanciones en caso de incumplimiento.Fuentes del MEF dijeron a El Observador que se buscará dar “seguridad a la actividad económica, para que los agentes presenten información confiable y de fácil acceso”. De acuerdo al proyecto, estarán obligados a presentar la información todas las empresas sin importar su tamaño, aunque en una primera etapa las exigencias serán mayores para las que cuenten con el volumen suficiente para cotizar en bolsa, informaron desde Economía.No obstante, se adoptarán criterios “flexibles” y “adaptables” a la situación particular del resto de las unidades productivas de menor escala. Si bien aún no está definida la estructura jurídica del nuevo organismo, la opción más probable es crear una entidad de derecho público no estatal, con un formato similar a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (URSEC) o la URSEA.Pese a que no está definido si la nueva institución estará dentro de la órbita del MEF, lo que si es claro es que contará con plenas potestades y autonomía técnica y política para la toma de decisiones, y será integrada por todos los usuarios y reguladores. Entre ellos, estarán representados la Auditoría Interna de la Nación (AIN), el Banco Central (BCU), las cámaras empresariales, y las colegiaturas de profesionales. También participarán la DGI y el Tribunal de Cuentas, aunque este último se espera que opere únicamente para el control de la información contable que suministren las empresas públicas. La presentación del proyecto fue realizada en un plenario que tuvo lugar en la Bolsa de Valores. La apertura estuvo a cargo del número tres de Economía, Fernando Lorenzo, y contó con la presencia de representantes del Banco Central, la Dirección General Impositiva y el resto de los agentes que estarán vinculados a la operativa de la nueva unidad.Tal como lo hiciera con el proyecto de ley de Concursos y Reorganización Empresarial, el MEF abrió un período de consulta para recoger sugerencias de los actores involucrados en la iniciativa.El proyecto de ley será redactado antes de fin de año y su aplicación será obligatoria a partir de 2009.