Nuevo récord histórico del precio del petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hizo público un informe en el que eleva la demanda del crudo para 2005 un 2.26%. China será el principal responsable de esta revisión al alza.

El gigante asiático, que ya es el segundo consumidor mundial de petróleo, requerirá este año sólo 550.000 barriles menos que la demanda conjunta de América Latina y Africa, según informó la agencia EFE.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, también batió récords históricos al cotizarse a 56.15 dólares en el mercado de futuros de Londres.

El crudo de Texas, de referencia para Estados Unidos y también para Uruguay, pulverizó otro máximo histórico al venderse, poco después de la apertura, a 57.50 dólares el barril.

Los nuevos máximos de este jueves indican que de poco ha servido el incremento de 500 mil barriles diarios en la cuota oficial de producción decidido por la OPEP, y su anuncio de un posible aumento de otro medio millón de barriles diarios antes de junio si persiste la actual escalada.

El propio director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, reconoció desde Bombay (India) que los altos precios del petróleo suponen un ‘riesgo’, aunque el crecimiento económico mundial esperado para este año es aún elevado, del 4%.

En este contexto parece difícil que Uruguay se escape de un aumento en los combustibles. El designado presidente de Ancap, Daniel Martínez, dijo que en las próximas horas estará pronto el estudio de los costos de Ancap en este rubro para intentar evitar o al menos retrasar un aumento en los precios domésticos.

«Estamos monitoreando día a día (…) y la semana que viene vamos a estar en conocimiento profundo de la estructura de costos de Ancap y, en particular, del sector combustibles. Veremos qué es lo que sucede con este estudio y llegado el momento le explicaremos a la población el por qué del aumento, si es que hay uno», señaló.

De todos modos, el optimismo no es demasiado debido a que el componente fundamental del costo es el crudo. «Como es de público conocimiento, la materia prima significa un porcentaje abrumador dentro del costo de la refinación y del costo del producto. A su vez, los impuestos son otra parte muy importante. De todas formas, siempre hay elementos para recortar. No soy demasiado optimista pero queda claro que, en la medida que las tarifas de los combustibles tenga un impacto importante en la canasta familiar y en el aparato productivo, (…) deberemos hacer el mayor esfuerzo posible para que el impacto en las tarifas se difiera o sea el menor posible», concluyó.