Nuevo sistema de cobro de peaje en las rutas.

Desde principios de noviembre, el cambio está dirigido a los usuarios que aplican la modalidad de pago mediante tarjetas magnéticas. La incorporación al sistema es obligatoria ya que las mismas dejarán de ser utilizadas. Estos usuarios tienen plazo hasta el 9 de diciembre para adherirse sin costo al sistema, en el propio peaje. Posteriormente se comunicarán lugares y plazos de adhesión para los usuarios de los restantes peajes y para el público en general.
Una segunda fase comprende al peaje Solís (ruta Interbalnearia km 82) a partir del primero de diciembre, y una tercera etapa al peaje de la Barra de Santa Lucía, en ruta 1, desde el 15 de diciembre. De acuerdo a los planes, durante 2009 el sistema se aplicará en el resto de los puntos que gestiona la CVU, un total de 13 en todo el país.
Además de las ventajas vinculadas con el agilitamiento del tránsito, el sistema de telepeaje plantea beneficios para las flotas ya que, por ejemplo, a través de la cuenta única nacional la compra de saldo puede ser utilizada por distintos vehículos pertenecientes a una misma flota.
La CVU -empresa propiedad de la Corporación Nacional para el Desarrollo- es concesionaria de la ruta Interbalnearia desde diciembre de 2007 y responsable del mantenimiento de más del 50% de las rutas del país. Sus inversiones desde entonces han alcanzado los U$S 237.000.