Obama aumenta la presión al Senado que hoy vota rescate.

LA SITUACIÓN que enfrentamos no podría ser más grave; hemos heredado la crisis económica más profunda desde la Gran Depresión» de los años 30, dijo Obama durante un acto con los pobladores de la localidad de Elkhart, Indiana, cuya tasa de desempleo supera 15% y duplica al promedio nacional.
Los economistas republicanos y demócratas «dicen que si no actuamos rápido la situación empeorará y que el país se hundirá en una crisis que no podremos revertir», declaró Obama en el acto, que fue transmitido en directo por la televisión estadounidense.
El presidente reconoció que su plan «no es perfecto», en lo que pareció una respuesta a las críticas de la oposición republicana del Congreso, pero aseguró que tiene las «prioridades adecuadas para generar» unos 4 millones de empleos en los próximos 3 años.
El Senado tiene previsto votar hoy el proyecto de ley por 827.000 millones de dólares, y en caso de aprobarlo deberá pasar a una comisión bicameral para consensuar las diferencias con la iniciativa aprobada por Diputados, por 820.000 millones de dólares.
El proyecto del Senado llegó a superar 900.000 millones de dólares la semana pasada, pero el fin de semana los demócratas aceptaron rebajarlo en casi 100.000 millones de dólares, con la intención de conseguir el apoyo de al menos tres senadores republicanos y conseguir los 60 votos requeridos para aprobarlo.
«La demora o la parálisis en Washington frente a esta crisis solamente va a profundizarla, no hacer nada no es una opción», afirmó Obama.
«Ahora es el momento de actuar, por eso exhorto al Congreso a que apruebe el plan» de inmediato, expresó Obama, quien también advirtió que «la crisis no se resolverá de la noche a la mañana» y que EE.UU. tardará «años, y no semanas o meses» en recuperarse. Advirtió que no es posible mantener «las posturas y discusiones en torno a las mismas ideas fallidas que nos han conducido a este desastre y que fueron rechazadas por el pueblo estadounidense en la elección de noviembre pasado», indicó, en un mensaje directo a los republicanos, que en su mayoría rechazan el proyecto de ley, y a su predecesor, George Bush.
Al contestar preguntas del público local, Obama destacó que es prioritario «asegurarnos que el dinero sea bien gastado» y agregó que «EE.UU. debe usar esta crisis como una oportunidad».
En ese sentido, destacó que el proyecto tiene iniciativas para «duplicar la producción de energía alternativa» y proyectos para mejorar la salud y la educación.
«No me he olvidado de las promesas económicas de la campaña electoral», dijo, al contestar otra pregunta del público, y destacó que «la educación es el factor más importante para mantener los empleos» en EE.UU.
Obama también tiene previsto visitar hoy la localidad de Fort Myers, en Florida, donde realizará otro acto público en defensa de su plan de reactivación económica En Florida, Obama hablará junto al gobernador republicano del estado, Charlie Crist, quien al igual que otros gobernadores estatales de su partido, como Arnold Schwarzenegger, de California, apoyan el proyecto de ley.