Obama eligió a su equipo para afrontar la crisis global.

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, nombró ayer al núcleo duro de su equipo económico que lidiará, según dijo, con una crisis de “proporciones históricas” y que estará capitaneado por Tim Geithner, el próximo secretario del Tesoro.
Obama insistió, durante la rueda de prensa en Chicago –en la que anunció a los responsables de su equipo económico–, en que la mayoría de expertos cree ahora que el país podría perder “millones de puestos de trabajo el próximo año” si no se actúa “con rapidez y de forma enérgica”.

El próximo inquilino de la Casa Blanca destacó que eligió a líderes con “criterio sensato e ideas frescas” para hacer frente a la titánica tarea que se avecina en un país que atraviesa por la peor crisis financiera de los últimos 80 años.

Al frente del esfuerzo estará Tim Geithner, presidente de la Reserva Federal de Nueva York, quien sustituirá a Henry Paulson en el Departamento del Tesoro.

Además, Obama pondrá a Lawrence Summers al frente del importante Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, que se encarga de coordinar las políticas económicas del gobierno a nivel nacional e internacional.

A ellos se sumará Christina Romer, una economista de la Universidad de California en Berkeley que será la directora del equipo de expertos económicos que asesora a la Casa Blanca, y Melody Barnes la directora del Consejo de Política Doméstica.

Obama indicó que entre los cometidos del equipo recién nombrado estará el de dar forma al paquete de estímulo económico, aunque no precisó una cifra concreta.

“Será costoso”, se limitó a decir del paquete, que según distintos legisladores demócratas podría alcanzar los US$ 700.000 millones en el plazo de dos años.

Aseveró en que existe el consenso de que la aprobación del paquete, de la que tendrá que ocuparse el Congreso cuando retome las sesiones en enero es “crítica”.

Prometió que mantendrá su posición de campaña de cortar los tributos a la mayoría de los trabajadores y aumentarlos a los más ricos, pero no estableció una agenda.

Obama dijo que los recortes de tributos implementados por el saliente presidente George W. Bush están “desproporcionadamente dirigidos a los estadounidenses más ricos. Los que ganan más de

US$ 250.000 al año pueden hacer un poco más”, afirmó.

Elogios. Geithner es un conocido defensor del libre mercado y el equilibrio presupuestario. El viernes, al manejarse su nombre para el puesto, las acciones subieron en Wall Street, que cerró en positivo.

Obama recordó que el ahora presidente de la Reserva Federal de Nueva York ocupó también distintos puestos de responsabilidad en el Tesoro y el FMI.

“Tim Geithner ofrece no solo una amplia experiencia en el diseño de políticas económicas y la gestión de los mercados financieros, sino un conocimiento sin precedentes de la actual crisis económica”, dijo Obama, quien asumirá la presidencia de Estados Unidos el próximo 20 de enero.

Alabó también la trayectoria de Summers, ex secretario del Tesoro durante la presidencia de Bill Clinton (1993-2001) y ex presidente de la Universidad de Harvard.

“Al igual que Tim, Larry Summers aporta una singular combinación de habilidad, intelecto y experiencia al papel que desempeñará en nuestra Administración”, apuntó Obama. Destacó que Summers fue un “arquitecto central” de las políticas que condujeron al período más largo de expansión en la historia estadounidense durante la década de 1990 con un “superávit récord, crecientes ingresos familiares y (la creación) de más de 20 millones de nuevos empleos”. (AFP y EFE)