Obama logró su mayor victoria de la campaña

«Ganamos en el Norte, el Sur y en el medio», resumió triunfalista, el joven candidato tras conocer los aplastantes resultados obtenidos el sábado.

Ayer, el joven senador se llevó también el «caucus» de Maine, asestándole a Clinton la quinta derrota consecutiva. Con el 79% de los votos escrutados, Obama logró el 59% contra el 41% de Hillary, quien había partido como favorita.

El sábado, Obama venció a Clinton por 67% a 32% de los votos en Washington, el Estado que otorgaba más delegados a la convención demócrata (78 delegados y 19 «superdelegados» que pueden elegir a qué candidato dar su voto).

También obtuvo victorias en Louisiana (54% a 38%), Nebraska (69% contra 31%), y las Islas Vírgenes, confirmando el favoritismo previo que le otorgaban los pronósticos de las encuestadoras.

De acuerdo a la cadena CNN, Hillary tiene 1.139 delegados y Obama 1.106 del total de 2.025 necesarios para lograr la nominación del partido.

Para Obama, estas victorias convirtieron la jornada en un «supersábado»: «Hoy (por el sábado) los votantes desde la costa del oeste hasta la del Golfo (de México) y en el corazón de Estados Unidos, se levantaron para decir: `Sí podemos«`, dijo Obama a los demócratas que lo vitoreaban durante una cena del partido en Richmond, Virginia, donde se realizará una de las tres primarias de mañana.

Obama lanzó críticas simultáneamente a Clinton y al candidato republicano, John McCain, al señalar que los votantes debían elegir entre quién tiene la mayor experiencia en Washington y quién tiene más probabilidades de cambiar Washington. «Este es un debate que podemos ganar«, añadió.

Clinton antecedió a Obama en el estrado, y no hizo referencia a las elecciones realizadas durante la noche del sábado.

Hillary prefirió enfocar su discursos en críticas a McCain, considerado el virtual candidato republicano. «Hemos andado ya el camino del presidente (George W.) Bush«, dijo Clinton. «Y ahora, los republicanos han elegido más de lo mismo«.

Hillary abandonó rápidamente el recinto después de su discurso, antes de que Obama llegara. Pero los simpatizantes del senador hicieron sentir su presencia, al corear «¡Obama!« mientras Clinton se retiraba.

PARIDAD. Pero pese a alzarse como el gran ganador de la noche, Obama no logró romper el virtual empate en el que se encuentra con la ex primera dama, luego que ésta saliera como vencedora del maratónico «supermartes», en el que 24 Estados se decantaron por su candidato favorito.

El escenario es, como definió el mismo senador negro, una competencia «feroz» en la que quedan «muchos saltos que pelear».

Mañana será el turno de los comicios en ambos partidos en Columbia, Maryland y Virginia. La paridad reinante entre Hillary y Obama, podría provocar que la definición del candidato trascienda a las internas y se dirima en la propia convención demócrata de noviembre, a través de los «superdelegados».

sigue PRIMERO. Entre los republicanos, el senador de Arizona, John McCain, perdió las el sábado las primarias de Kansas y Louisiana.

Ambos Estados fueron para el ex pastor bautista, Mike Huckabee, quien logró el 60% de los delegados de Kansas y el 44% de los de Louisiana frente al 42% obtenido por McCain.

El favorito de lograr la designación como candidato republicano a la presidencia sólo ganó en Washington, aunque por un exiguo margen. McCain logró el 26% contra el 24% de Huckabee.

Pensando en la convención nacional republicana que define al candidato, John McCain tiene 723 delegados, contra los 223 obtenidos por Huckabee.

Los flojos resultados del último sábado reflejan -según los analistas- la falta de confianza de los sectores conservadores republicanos hacia McCain, especialmente por su respaldo al presidente George W. Bush en sus propuestas sobre inmigración ilegal y economía.

Huckabee, a quien la mayoría da por descartado para la candidatura, aún promete dar batalla en la interna oficialista.

«Nada es imposible. Era imposible que yo estuviera hoy todavía en carrera, o al menos eso era lo que la mayoría de las personas decían hace unos meses», dijo ayer Huckabee a CBS.

La carrera por la nominación entre los republicanos también quedó reducida a dos candidatos, luego que el empresario y ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney se bajara de la campaña ante los pobres resultados obtenidos.

Huckabee dijo que le agrada su rival aunque descartó que puedan ser compañeros de fórmula: «No creo que el senador McCain me seleccione. De todas maneras no estoy seguro de que yo lo elegiría», dijo.

Las cifras

1.139 Número de delegados obtenidos por Hillary Clinton. Barack Obama tiene 1.106. Para lograr la nominación necesitan al menos 2.025.

723 Es el total de delegados reunidos por John McCain; lo sigue Mike Huckabee con 223. La nominación requiere de 1.191 votos.

Relevo

Hillary Clinton, aspirante demócrata a la Casa Blanca, sustituyó ayer a la directora de su campaña, Patti Solis Doyle, y nombró nueva jefa a su ayudante Maggie Williams, que lleva mucho tiempo al lado de la senadora por Nueva York. La propia Solis anunció la decisión en un comunicado, en el que afirmó que le ha llenado de orgullo dirigir la campaña de Clinton, aunque no reveló la razón por la que fue sustituida. Únicamente explicó que esta campaña electoral «ha sido la más prolongada de la historia» y señaló que ha sido «una (campaña) que ha requerido enormes sacrificios de todos». En su lugar fue designada Maggie Williams, quien se desempeñara como jefa de Gabinete de la ex primera dama durante la presidencia de Bill Clinton. Asimismo, según el semanario Time, Hillary se reunió con el ex candidato demócrata, John Edwards, el jueves en casa de la candidata en Chapel Hill, North Carolina.