Ocupaciones: para empresas hay pulseada entre gobierno y Pit-Cnt

Las cámaras empresariales observan el tema de las ocupaciones y la propuesta del gobierno de reglamentarlas como una pulseada entre el Poder Ejecutivo y el Pit-Cnt. Aún al margen del debate sobre el planteo gubernamental, no dejan de señalar con satisfacción que la postura del Poder Ejecutivo es un reconocimiento a lo que vienen advirtiendo: el error de haber derogado el decreto que permitía desalojar los lugares de trabajo.

El presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi no quiso adelantar opinión de la iniciativa del Ministerio de Trabajo hasta no ser convocados por la cartera para conocer el proyecto de ley, pero advirtió que «por ahora» contempla la situación como «una pulseada entre el Poder Ejecutivo y el Pit-Cnt».

El dirigente de la Cámara de Comercio, Horacio Castells, por su parte, afirmó que la decisión del gobierno «demuestra que se equivocó y lo está reconociendo».

«Nosotros le dijimos el problema que iba a tener. Aunque el Pit-Cnt afirme que las cámaras empresariales no eran democráticas, esto es la gran demostración que las ocupaciones no son democráticas», subrayó.

CONSENSO. Para aprobar el proyecto de ley que buscará prevenir los conflictos laborales y reglamentar las ocupaciones, la bancada oficialista buscará el consenso de todas las partes involucradas en el tema, dijo a El País el senador Eduardo Ríos (Alianza Progresista).

Ríos señaló que recorrerán «el camino del consenso tripartito y cuatripartito» para que se apruebe la norma, que dijo compartir «plenamente», según lo planteado por el Ministerio de Trabajo.

No obstante, fuentes del gobierno señalaron que en caso de que no existiera ese consenso, el Poder Ejecutivo impulsará de todas maneras la ley.

Bonomi será invitado esta semana a concurrir al Parlamento para dar las explicaciones de la propuesta y la marcha de algunos conflictos.

Hoy, en los acuerdos ministeriales, el Poder Ejecutivo ratificará la decisión política de regular las ocupaciones por medio de la ley, cuyo primer borrador se conocerá a fines de mes.

La propuesta implica que antes de que se produzca la ocupación, se cumpla una serie de etapas que estarán determinadas en la ley. Pero, en caso que los trabajadores decidieran llevar a cabo la medida sin ajustarse a los contenidos de la futura norma, la Justicia tendría las manos libres para ordenar el desalojo de los lugares de trabajo.

PROTECCION. Con relación al contenido de la ley, el senador Ríos afirmó que se procurará que no se restrinja el derecho de huelga, pero que también se apelará a la responsabilidad de los empresarios «para que no se cometan atropellos».

«La idea es evitar que como primera medida se decida ocupar», explicó Ríos, que apuntó que muchas veces la «inexperiencia» de los empresarios provoca las ocupaciones, presionando a acreedores y bancos sobre la certeza de funcionamiento futuro de la empresa.

Agregó que a través de la ley se establecerán requisitos formales. Por ejemplo, que antes de ocupar se elabore un inventario en presencia de un escribano, determinar que ciertas locaciones de la empresa no se puedan ocupar y resguardar la maquinaria.

El diputado Juan José Bentancor (Vertiente Artiguista) reconoció que existe «preocupación» por la frecuencia y «precipitación» con la que se están dando las ocupaciones. Explicó que esa situación lleva a que sea necesaria una ley, aunque se negó a adjetivarla de «reglamentación».

Opinó que también se deberá buscar la opinión de los catedráticos de derecho laboral.

«Todo derecho genera la obligación de ejercerlo dentro de ciertos límites. Y si bien existe inexperiencia de parte de los empresarios (…) también existe inexperiencia de parte de dirigentes sindicales que caen en apresuramientos y creen que la ocupación será una llave de salida y a veces no hace más que complicar el asunto», manifestó el presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo.

De todos modos, rechazó que el gobierno se haya equivocado al derogar el decreto que permitía el desalojo por parte de la Policía. «No es cierto que se haya caído en un vacío legal. Hoy si el empresario entiende que se está perjudicando, puede recurrir a la Justicia», afirmó.

OSCILANTE. Desde otro punto de vista, el diputado herrerista Pablo Abdala dijo que el Partido Nacional está «preocupado» e «indignado» porque el ministro Bonomi «cambia de opinión en forma permanente» y lleva adelante «una política laboral errónea que compromete la buena orientación económica» del gobierno.

Abdala dijo que el ministro parece un «agente al servicio de la organización sindical» porque habló de controlar las ocupaciones y luego de reunirse con el Pit-Cnt «parece que no habría regulación».

El diputado opinó que «hablar ahora de prevención de conflictos es cambiar de tema, porque una cosa es el tema de las ocupaciones y otra la prevención».

El diputado Pablo Iturralde (Alianza Nacional) también manifestó preocupación por la «línea oscilante» de la cartera de trabajo. Dijo que se niega a regular las ocupaciones si está el sindicato atrás y dice lo contrario cuando no está el sindicato. «Un día dice ley y otro día dice diálogo», resumió.

«El Partido Nacional emplaza públicamente al gobierno, al Pit-Cnt y a los legisladores oficialistas a iniciar un debate urgente sobre el marco jurídico que debe regir para la inversión», concluyó.




ACUERDOS MINISTERIALES. Bonomi confirmará hoy la decisión política de regular las ocupaciones por medio de una norma. Foto(El País)