OEA cambia de rumbo y mejora relacionamiento con el sector privado

El nuevo Secretario General de la OEA, el chileno José Miguel Inzulza, comenzó su gestión incorporando un mejor relacionamiento con el sector privado. Empresarios de los 34 países que conformar la organización se hicieron presentes para participar del seminario «Haciendo realidad los beneficios de la democracia mediante mayor competitividad».

Por Uruguay, la única organización presente fue la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, a través de su presidente, economista José Luis Puig. El Seminario abarcó tres áreas temáticas como la mejora de la competitividad y de la productividad mediante la educación y la apuesta a la tecnología, la promoción de la buena gobernabilidad y la transparencia y, las estrategias innovadoras para la creación de empleo.

Los empresarios elevaron al finalizar el evento un documento donde aprobaron la iniciativa de Inzulza y realizaron una serie de propuestas para seguir con la discusión y análisis de esta temática.

Puig consideró «muy positivo» este cambio de enfoque por parte de la OEA que por primera vez en su historia toma una iniciativa para acercarse al sector privado. Se acordó que en el próximo foro que tendrá lugar en diciembre en Mar del Plata y que se realizará al igual que en esta ocasión, previo a la Asamblea del organismo se podrán ir afiatando y profundizando los temas que más preocupan.

«Este tipo de eventos son bienvenidos porque acercan el sector gubernamental al sector privado, es un proceso similar al que estamos viviendo en Uruguay donde se procesa a través de varias iniciativas planteadas por el gobierno una nueva situación de relacionamiento. Todo lo que nos acerque, sirve y por eso participamos y lo apoyamos», sostuvo el presidente de la Cámara de Comercio.

Paralelamente LA REPUBLICA consultó a Puig ante una iniciativa de características similares presentada por el secretario de Aladi, Didier Opertti. En efecto, esta semana se concretó una reunión previa entre el jerarca y los representantes de la Cámara de Comercios quienes se interiorizaron del contenido de la propuesta.

Se constató que se trataba de la creación de un ámbito para lograr un relacionamiento más fluido entre el organismo y el sector privado. La Cámara propuso a Opertti llevar adelante una coordinación con la OEA de manera de evitar la duplicación de eventos con objetivos similares.

«Apoyamos todo lo que sea encarar los temas más importantes que están en el candelero para todos los empresarios de la región, pero debemos coordinar las acciones» concluyó afirmando Puig.