Ofelia, otro huracán que amenaza la costa de Estados Unidos

El gobernador de Carolina del Norte, Mike Easley, dijo que Ofelia puede azotar su jurisdicción peor de lo que se había anticipado, con mayores lluvias, marejadas ciclónicas y vientos huracanados que lo harían subir una categoría antes de entrar a tierra.

La tormenta arrojó 15 centímetros de agua. Tenía vientos sostenidos de 137 km/h. El alerta por huracanes se desplazó hacia el norte para abarcar toda la costa de Carolina del Norte, desde el límite con el Sur hasta Virginia, donde regía un alerta por tormenta tropical en la bahía de Chesapeake.

Un arco del círculo de vientos más fuertes en torno del ojo se desplazaría por la costa sudoriental de Carolina del Norte el jueves, pronosticó el centro de huracanes.

A diferencia del huracán Katrina, que embistió frontalmente la costa del Golfo de México hace dos semanas, Ofelia recorrió un camino sinuoso desde que se formó frente a la Florida la semana pasada, y muchos se negaban a tomarla en serio.

Pero otros temían que sucediera la devastación causada por Katrina y se apresuraron a abandonar la zona de playas, un popular destino veraniego de los estadounidenses.

KATRINA. Con el descenso de las aguas en Nueva Orleans aumenta el número de muertos dejados por Katrina, con un balance oficial que se elevó a 708, mientras el Congreso inició el análisis de la lenta reacción federal a la catástrofe, cuya responsabilidad asumió el presidente George W. Bush.

Dos semanas después de la tragedia, los miembros del Congreso comenzaban a interrogar a los responsables de brindar ayuda para comprender las razones de la tardía respuesta al huracán, que provocó la inundación del 80% de Nueva Orleans.

El Senado rechazó sin embargo por 54 votos contra 44, el proyecto presentado por la demócrata Hillary Clinton para crear una comisión investigadora independiente.

Un equipo de socorristas encontró a un hombre de 74 años que sobrevivió durante 16 días en su casa de Nueva Orleans tras el pasaje del huracán. A pesar de ser hallado inconsciente y muy delgado, el hombre sobrevivirá, dijeron los rescatistas.

Una portavoz del Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, una organización sin fines de lucro con sede en Alexandria (Virginia), cerca de Washington, indicó que seguían buscando a alrededor de 2.000 niños perdidos.

En el centro de Nueva Orleans el nivel de las aguas bajaba rápidamente, gracias al bombeo iniciado la semana pasada.

Los ingenieros militares consideran que para comienzos de octubre la ciudad estará completamente seca.

Sin embargo, los residentes de los barrios más inundados de Nueva Orleans serán desplazados de sus hogares por mucho tiempo y sus casas probablemente sean derribadas, dijo Mike McDaniel, jefe del Departamento de Calidad Ambiental de Luisiana.

El costo de los daños podría superar loos 125.000 millones de dólares, según algunas estimaciones, y el Congreso ya votó 62.000 millones de dólares en fondos de emergencia.