Ofensiva de la izquierda en contra de ministros

Tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, el Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) desplegará esta semana una ofensiva contra dos ministros del gabinete, a quienes llamará a responsabilidad política por hechos ocurridos en sus ámbitos de gestión.

Se trata de los titulares de Industria, José Ignacio Villar, y de Salud Pública, Conrado Bonilla. Villar será interpelado el jueves 5 en el Senado por el frenteamplista Enrique Rubio, y en el caso de Bonilla, mañana martes 3 se promoverá su interpelación en Diputados por parte del representante frenteamplista Luis José Gallo.

Acerca de Villar, el llamado a sala fue votado por el EP-FA y los cinco senadores del Partido Nacional que se encontraban en sala. El planteo de Rubio refiere al aumento de combustibles dispuesto por el Poder Ejecutivo el lunes 19 de julio y, a su vez, al estado de los negocios de la petrolera estatal Ancap en la República Argentina.

Villar analizó con el ministro Isaac Alfie y el presidente de Ancap Juan Aguerre las alternativas del planteo, ordenó documentación que presentará al Senado y planificó la estrategia que desplegará el gobierno el jueves 5.

BIEN PREPARADO. «Me siento muy bien preparado, a partir de que uno es responsable y muy consciente, y tengo la absoluta convicción de cómo he procedido. En ese sentido, estoy con total y absoluta tranquilidad, como lo estoy todos los días en todos los temas que pasan por nuestro ministerio», dijo este fin de semana el ministro de Industria.

Al comentar el precio que experimentó el petróleo en estos días, que llegó a U$S 43,80 el barril, Villar dijo que «los hechos nos están dando la razón, pero le puedo asegurar que a mí no me alegra nada, me entristece, me perturba. Habrá, con responsabilidad, que ir tratando de controlar esta situación. Yo a la interpelación no voy para ganar 1 a 0 ni 2 a 0 ni a perder. Voy a dar, con la corrección debida, las explicaciones que desde el punto de vista parlamentario se requieran y punto», subrayó en declaraciones a El Espectador.

A Bonilla lo interpelarán por la reacción declarada por el gobierno frente a la aparición de la bacteria resistente a los antibióticos, que ya ha causado cuatro muertes.

Las dos jornadas de informes que brindó el ministro Bonilla y su equipo a la comisión de Salud de Diputados, entre martes y miércoles de la semana pasada, determinaron la decisión del EP-FA de impulsar el llamado a responsabilidad política que será avalado por la bancada en su reunión de mañana. Es el paso previo a plantear la situación ante el plenario.