Ofensiva por fideicomiso estatal ante indefinición de Larrañaga

POR M. INVERSO Y G. MALVASIO DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Los grupos que impulsan pasar a un fideicomiso estatal los créditos pesados de los bancos liquidados y del BROU lanzan desde hoy su ofensiva orientada básicamente a obtener los votos de los legisladores que responden a Alianza Nacional. Su candidato presidencial, Jorge Larrañaga, que llegó anoche de Chile, evitó expresar un respaldo al proyecto y dijo que el tema se resolverá hoy “en una reunión entre todos los compañeros del Partido”.
El proyecto, que promueve AEBU, la Federación Rural y varias gremiales de productores y pequeñas empresas cuenta con el apoyo de la bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio, pero la urgencia de captar el apoyo nacionalista quedó patente ayer cuando –durante un congreso extraordinario de la Federación Rural– diputados de Alianza Nacional formularon declaraciones confusas respecto a la conveniencia de respaldar el fideicomiso. Esta actitud decepcionó a algunos productores rurales, que descontaban que la adhesión de Alianza Nacional ya estaba resuelta como había trasmitido AEBU y los grupos que impulsan la iniciativa.

Asimismo, Larrañaga dijo ayer que un apoyo a una ley de suspensión de ejecuciones “este tema es muy distinto a la iniciativa del fideicomiso”. La propuesta de suspender las ejecuciones impulsada por la mayoría del EP-FA, sucumbió ayer cuando el senador Danilo Astori, posible ministro de Economía si gana las elecciones la coalición, descartó en nombre de Tabaré Vázquez el apoyo al proyecto (ver página 5).

En la reunión que Vázquez mantuvo el pasado lunes con los cabeza de listas del EP-FA se resolvió, a instancias del candidato presidencial que, en materia de deudas impagas, se cerrará filas en torno al apoyo al proyecto de fideicomiso estatal, según dijeron a El Observador fuentes del EP-FA. Esto zanjó las diversas opiniones existentes en la coalición respecto al endeudamiento de personas y empresas.


Movilización. La ofensiva gremial fue definida ayer al cierre de un agitado congreso de la FR, que contó con la presencia de representantes de AEBU y de legisladores frenteamplistas y nacionalistas.

Los impulsores del fideicomiso estatal realizarán hoy a la hora 16 una concentración en el Palacio Legislativo y procurarán el acceso al plenario del Senado a efectos de entregar un documento que “se constituye en una exhortación a que los legisladores aprueben lo antes posible” una salida legal para el endeudamiento interno, según dijo ayer a El Observador el dirigente de AEBU, Gustavo Bernini.

Además, se resolvió exigir la suspensión de las ejecuciones mientras se estudie, apruebe e instrumente el fideicomiso. Se pretende que la aprobación de la ley se concrete antes de que el Banco Central firme el contrato de concesión de la gestión de los activos de los bancos quebrados con la empresa Thesis, que ganó la licitación.

La acción ante el Parlamento se resolvió cuando en el congreso ruralista comprobó que el sector de Alianza Nacional no había adoptado una postura corporativa sobre este tema. El diputado del sector, Julio Cardozo, aseguró que la corriente blanca “es partidaria de un acuerdo que contemple al productor”. Por su parte, el diputado Roberto Arrarte señaló –en dirección contraria a las señales emitidas por Larrañaga– que en Alianza Nacional existe la intención de “votar una ley que suspenda las ejecuciones”.

En cambio, el senador José Mujica comunicó al congreso el apoyo del EP-FA al fideicomiso. “Mi fuerza política, a través de sus 41 diputados y 13 senadores, va apoyar el proyecto. El resto de los votos consíganlo”, dijo.