Oficialismo en el Senado prepara pista para rápido trámite a ley que libera a 700 presos

 El proyecto tendrá entrada en la Cámara de Senadores en la próxima sesión -prevista para el martes que viene- y seguirá curso a la Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara Alta. Allí se espera una «rápida aprobación», según señalaron senadores frentistas, para que sea finalmente sancionada por el Senado.

El presidente de dicha comisión, senador socialista José Korzeniak, dijo ayer que «como todas las leyes ésta va a ser estudiada, con la particularidad de que la conozco bien y tengo el privilegio de haber participado en parte de su elaboración».

Sostuvo que «el proyecto es excelente, tanto desde el punto de vista técnico como formal. Tengo el reproche de que por lo general sólo se habla de parte del proyecto que es la liberación de los presos. Sin embargo, la protección de la víctima y un par de normas para mejorar la seguridad pública son de suma importancia». Para el senador de la Vertiente Artiguista, Enrique Rubio, «hay un interés político del gobierno en que este tema se resuelva en un lapso muy breve. Tendrá un estudio atento, pero ya viene largamente considerado por el Poder Ejecutivo y la Cámara de Diputados».

«Espero que el Senado, en un tiempo prudente, tome decisiones; se trata de una política muy central, en un tema clave como la seguridad.

El gobierno está dando señales de que tiene capacidad para resolver problemas en una media docena de frentes», añadió a Ultimas Noticias.

Desde el Partido Colorado y el Partido Nacional no se tiene la misma visión del proyecto. Los colorados lo votarán en contra y los nacionalistas también, con la excepción de éstos últimos analizarán si apoyan algún artículo en función de los informes que los diputados remitan a los senadores.

El senador herrerista Luis Alberto Heber dijo que «nosotros vamos a estar en contra de esta ley y a votar igual que los diputados del sector». Criticó que «hay una superpoblación carcelaria y la única imaginación del gobierno es trasladar el tema a la sociedad y no buscar alternativas, que por supuesto las hay.

La sociedad está convulsionada por 700 delincuentes que van a estar en la calle».

La ley de descongestionamiento carcelario establece la libertad anticipada por única vez a procesados y penados privados de libertad al 1° de marzo de 2005. Dicha disposición no se podrá aplicar a aquellos delincuentes que hayan cometidos homicidios, lesiones gravísimas, violación y atentado violento al pudor, delito de rapiña agravado, copamiento y extorsión, quiebra fraudulenta, soborno y blanqueo de dinero.

Además, fue agregado al proyecto un artículo que faculta al Ministerio del Interior a utilizar el sistema de pases en comisión para enviar 20 nuevos empleados al Patronato de Encarcelados y Liberados.