Ola de delitos de menores en el Este

El Partido Nacional promovió ayer el llamado a Sala al ministro del Interior, José Díaz, por la inseguridad en Maldonado. Simultáneamente, el secretario de Estado ratificaba su confianza en la jefa de Policía, quien en conferencia de prensa realizó un pormenorizado detalle de su actuación e hizo énfasis en alto y preocupante índice de menores que delinquen.

López atribuyó el fenómeno al incremento de la marginalidad y a las carencias en materia de rehabilitación.

«El peso del delito en materia de menores de edad aquí es muy fuerte (…) lo cual implica una situación muy cruda», dijo López.

Explicó que incide que Punta del Este y Piriápolis sean centros de riqueza rodeados por «zonas de verdadera exclusión y de dolor que año a año crecen sostenidamente y que hoy representan el 5% de la población de Mal-donado». Para López, el desarrollo turístico «no solamente trae cosas buenas, sino también cosas malas», señalando que otras ciudades del mundo «han tenido los mismos problemas». López señaló que más del 50% de los delitos que se denuncian son cometidos por menores, fundamentalmente los hurtos con violencia (rapiñas). La mitad de los copamientos en el invierno fueron cometidos por menores de 13 y 14 años.

«Estos niños no estudian ni tienen hábitos laborales, son desertores desde la temprana enseñanza primaria y el que ha»llegado al liceo apenas ha culminado un primer año», agregó.

Señaló las dificultades que también se enfrentan porque no son recluidos en las condiciones adecuadas.

«Hemos tenido que sobrellevar a chicos de 13 años que nos dicen: ‘yo ya estoy fugado, a mí la vida de nadie me importa porque no me importa la mía’. Con estas cosas es muy difícil, y va a ser muy difícil por largo tiempo revertir algunas situaciones».

En contrapartida, López señaló que entre 2003 y 2005 se duplicó el porcentaje de personas procesadas, lo que constituye un indicador de la eficiencia policial. «Hemos pasado de un 13%, en el año 2003, a un 17% en el año 2004 y cerramos nuestra administración con un 27%. Esto significa que casi una tercera parte de las personas que detenemos son procesadas por la Justicia y en su gran mayoría son procesadas con prisión», apuntó.

CONFIANZA
El ministro Díaz ratificó públicamente ayer en Maldonado su confianza en la jefa de Policía. Aseguró que «ha mejorado visiblemente el servicio policial, la seguridad pública, la seguridad ciudadana, sin mengua de los derechos humanos».

Precisó que «las cuestiones de seguridad no se pueden medir de un día para otro», sino que «son meses los que hay que comparar». Afirmó, asimismo, que «Uruguay es uno de los países más seguros de América Latina» y que «eso es un dato comparado que lo podemos leer en instituciones serias que hay en el mundo y que hacen mediciones comparativas entre todos los países». «No en vano instituciones de los Estados Unidos, recomiendan Uruguay», añadió.