OMC pide urgencia en negociaciones de Doha

«Tenemos que hacerlo ahora porque nuestro tiempo político se está agotando muy rápidamente», aseguró el embajador chileno en un discurso en la Cámara de Comercio de Santiago durante el lanzamiento de una nueva Base de Datos Integrada de Controversias Comerciales (Badicc), elaborada por la Comisión Ecónomica para América Latina y el Caribe (Cepal).  

El embajador chileno lamentó la falta de claridad con que el Congreso de EE.UU., de mayoría opositora, ha tratado la eventual renovación de la autoridad de promoción comercial del presidente de EE.UU., George W. Bush, que expira el 1 de julio. «Es necesario que el presidente estadounidense mantenga esta facultad de firmar acuerdos comerciales para que la OMC pueda concluir cualquier negociación», explicó Jara, quien aseguró que “ningún país negociará con el Ejecutivo norteamericano un acuerdo comercial que pueda ser modificado posteriormente en el Congreso”.

Aunque aún faltan ocho semanas para que expire la facultad de promoción comercial del ejecutivo estadounidense, este plazo ya venció para la OMC porque para esta entidad opera un período de notificación es de 90 días. Sin embargo, el embajador chileno manifestó su esperanza de que la bancada demócrata en el Congreso estadounidense postergue su urgencia de incluir temas laborales y ambientales en la agenda comercial del país y acceda a conceder al Bush una autorización comercial limitada para la Ronda de Doha.

“Tenemos un cuadro difícil”, apuntó Jara, quien recordó además, que mientras Estados Unidos continúa con su proceso de elaborar su política agrícola para los próximos cuatro o cinco años, con un resultado que podría ser incompatible con los objetivos de la Rodada Doha, la OMC sigue agotando esfuerzos en la búsqueda de un acuerdo para llevar las negociaciones a un buen final.

«A esta altura del juego, hay que tomar decisiones políticas», comentó Jara, quien aseguró que si la Ronda fracasa, “las consecuencias serán terribles porque los países menos atractivos para invertir serán cada vez más marginados y aumentarán aún más aún los litigios comerciales, particularmente en el area agrícola”, concluyó.

La Base de Dados Integrada de Controversias Comerciales lanzada ayer por la Cepal es un levantamiento de todas las consultas realizadas por los miembros de la OMC, Mercosur, Nafta, Comunidad Andina, CARICOM y el Mercado Común Centroamericano (MCCA). El documento está disponible en español (http://badicc.eclac.cl) y en inglés (http://idatd.eclac.cl) y tiene acceso libre