Opertti no cree que se llegue a un acuerdo UE – Mercosur en el corto plazo

Las negociaciones para llegar a un acuerdo de comercio entre el Mercosur y la Unión Europea atraviesan dificultades y parece desvanecerse la posibilidad de un entendimiento en plazos breves.

Esta tarde, Índice 810 consultó al respecto al Canciller, Didier Opertti, quien reconoció que estos problemas existen y dijo que espera una comunicación telefónica para este miércoles con su colega brasileño Celso Amorim. Este diálogo se debe esencialmente a que Brasil ocupa la presidencia pro témpore del bloque regional.

Los brasileños no respaldaron, en principio, la voluntad de Argentina y Uruguay de realizar una reunión de los Cancilleres del Mercosur para intentar adelantar en las negociaciones.

Por su parte, el comisario agrícola de la Unión Europea, Franz Fischler, señaló que no había garantías para alcanzar un acuerdo entre los bloques, durante las pocas semanas que quedan por delante. El funcionario señaló que la Unión no firmará un acuerdo «a cualquier precio».

Uruguay coloca aproximadamente el 21,4% de sus exportaciones en los países miembro de la Unión.

El Canciller Opertti aclaró cuales son las dificultades que se enfrentan para llegar a un acuerdo con los europeos en octubre: «Hay dificultades que provienen de que la Unión Europea nos ofrece cuotas y nosotros le ofrecemos sectores. Es muy desbalanceado. Ellos quieren sectores y nos dan cuotas a diez años; nos dan 116.000 toneladas de carne a diez años. Eso es apenas el 3% de lo que consume la UE en carnes, es muy poco».

Al asumir estas diferencias, el propio Opertti trazó las expectativas sobre el comercio multilateral. Ahora las esperanzas están cifradas en los avances que se puedan registrar en las negociaciones a nivel mundial.

En este momento, se mantienen altos niveles de optimismo sobre las conversaciones entre los 150 países miembros de la Organización Mundial de Comercio.

«En este momento los ojos están más puestos en Doha, más puestos en la negociación mundial, que en la negociación interregional. Yo creo que por ahí va la cosa. No estamos golpeando la puerta, ni retirándonos de la mesa de negociación, estamos creyendo que la Unión Europea tiene que aumentar ostensiblemente su propuesta», dijo Opertti.