Oposición califica de ‘totalitario’ el proyecto de una radio del gobierno

La idea impulsada por la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia (Sepredi), es vista por legisladores de la oposición como una propuesta que apunta a limitar el trabajo de la «prensa libre», y no dudaron en compararla con medios oficialistas de Cuba o Venezuela.

El semanario Búsqueda informó ayer citando a fuentes del Edificio Libertad que el gobierno pondrá al aire una radio en un sitio web para comunicar «sin miedo» los mensajes oficialistas.

«No será un espacio para emitir comunicados tipo militar ni tampoco pretenderá transmitir ‘la verdad oficial’. No es el ‘Granma’ radial (en referencia al diario oficialista cubano) ni ‘Aló presidente’ (por el espacio radiotelevisivo dominical del presidente venezolano Hugo Chávez), sino que buscará tener una voz propia dentro del gobierno», indicaron los informantes.

«La idea» es que la emisora funcione «como una radio profesional» en la que se hable para que los oyentes tengan claro que es «la radio del gobierno». Las fuentes explicaron que «la radio web» del gobierno buscará ser «una voz periodística y profesional», en la que el presidente «tendrá su participación».

Según Búsqueda, funcionará en la órbita de Sepredi, con «unas seis u ocho horas de salida al aire en vivo» que luego se repetirán. Habrá informativos, programas periodísticos, móviles y entrevistas, y el gobierno contratará un plantel de periodistas y al menos dos operadores radiales.

El estudio principal de la emisora funcionará en una sala contigua al salón de actos del Edificio Libertad y se accederá a su programación a través del sitio web de la Presidencia de la República, pero con un servidor propio.

La programación contará de «una tanda» con información sobre actividades del gobierno, y el proyecto se financiará con recursos propios de Sepredi, aunque quedan aspectos por definir de las partidas presupuestales. Los responsables serán José Luis Veiga (director de Sepredi) y Gustavo Antúnez (subdirector).

Veiga dijo ayer a radio Sarandí que el proyecto forma parte de varias iniciativas que maneja Sepredi para mejorar la comunicación en la gestión del gobierno.

DISPARATE. El senador blanco Luis A. Heber (Herrerismo) no dudó en considerar «un disparate» el proyecto, que a su juicio «demuestra la intención del gobierno de manejar la información».

«Están preocupados de cómo comunicar. El presidente no admite críticas del periodismo. Es una posición totalitaria», dijo Heber a El País.

«¿Después va a hacer una tele y una radio del gobierno? ¿Por temor a qué?», se pregunto Heber.

«Esto demuestra que el gobierno quiere eliminar la crítica y eso choca contra los conceptos democráticos de la prensa libre», agregó el senador blanco.

En el caso del Partido Colorado, el diputado José Amorín (lista 15) dijo que «es lamentable» porque «es comparable con lo que se hace en gobiernos totalitarios».

«El gobierno, no el Estado, va a tener una emisora en Internet en la que trabajarán periodistas y todo será financiado por la sociedad para que digan lo que sienten, como si en los demás medios libres no pudieran hacerlo», manifestó a El País el diputado colorado.

«Aclaran que no es el ‘Granma’ ni Chávez, pero es una actitud totalitaria», agregó Amorín.