Oposición cuestionó cargos de confianza y las competencias que asumirá Presidencia

La comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado recibió por la tarde al secretario de la Presidencia de la República, Gonzalo Fernández, junto a sus asesores, y al director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Carlos Viera.

La comparecencia se extendió por más de tres horas, dado que los senadores de la oposición efectuaron muchos cuestionamientos al inciso 02 del proyecto de Presupuesto Nacional para el período de gobierno 2005-2009.

El senador herrerista Luis Alberto Heber señaló que en varios asuntos no hubo respuestas de la Presidencia que justificaran el apoyo de su partido y destacó la preocupación de los nacionalistas por el nombramiento de 21 nuevos funcionarios para la OPP.

“Estos cargos no son necesarios y tampoco los becarios y pasantías que se contratan para la Oficina Nacional de Servicio Civil”, afirmó Heber.

El proyecto votado por Diputados establece, asimismo, el nombramiento de un director general de apoyo, el pasaje de la Casa Militar, OPPy Organización de Servicio Civil a la Presidencia y la creación de una Coordinadora de Servicios de Inteligencia.

La guardia presidencial fue otro tema muy debatido durante la reunión y, de acuerdo a lo sancionado en la Cámara Baja, la Casa Militar pasará a depender de la Prosecretaría. Otro asunto discutido por los legisladores de la oposición y oficialistas fue el servicio postal, dado que se establece una tasa de financiamiento ($ 2,50) que se cobrará tanto a los usuarios del correo público como privado.

“Los acuerdos fueron mucho mayores que las diferencias que en esta materia podíamos tener”, dijo el senador de Asamblea Uruguay Carlos Baráibar, haciendo un balance medianamente positivo de la comparecencia.

Exactamente lo contrario afirmó Heber, quien en conferencia de prensa y sentado al lado de Baráibar, rebatió cada uno de los argumentos expresados por el senador del gobierno.

En dos instancias provocó la contestación de Baráibar y, antes de finalizar la rueda con los medios de comunicación, se sumó el senador quincista Isaac Alfie para felicitar a Baráibar y decirle -delante de todos los presentes- que ahora califica de “excelentes técnicos” a quienes, en oportunidad de ser elegidos por la administración anterior, fueron tildados de “corruptos”.

CRÍTICA A NUEVAS UNIDADES También generó inquietud en la oposición que la Unidad Reguladora de Servicios de Agua y Energía (Ursea) y la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) pasen a la competencia de Presidencia.

De hecho, el Partido Nacional entiende que no se justifica la existencia de Ursea, ya que el plebiscito estatizó todos los servicios de agua. Los sueldos de esta unidad rondan los $ 65.000 Heber criticó además el nombramiento de nuevas unidades ejecutoras, que son “mucha letra pero no dicen nada”. Por ejemplo, la Unidad de Apoyo y Seguimiento a las Políticas que el propio Poder Ejecutivo establece.

La oposición también puso en tela de juicio la tasa postal ya que el sujeto pasivo de la misma son las empresas comerciales no estatales. “Las empresas postales que compiten con el Correo lo van a subsidiar, además de los U$S 9.800.000 que la sociedad uruguaya le pasa a este organismo porque es ineficiente”, dijo Heber.