Oposición pidió la renuncia de Gargano por falta de confianza

Una de las novedades fue la posición de la bancada de legisladores de Alianza Nacional, que solicitó formalmente a Gargano que renuncie a raíz de que los legisladores del sector que lidera Jorge Larrañaga consideran que le ha “mentido” al Parlamento.

Los diputados reclamaron al Poder Ejecutivo “cuáles serán los próximos pasos en materia de política exterior”, dijo a El País el diputado Daniel Peña.

El otro hecho fue el planteo que realizó el diputado Germán Cardozo, del Foro Batllista, durante la sesión del plenario de la Cámara de Representantes. Sostuvo que “de hecho” Gargano “ha sido destituido” después de la reunión entre los presidentes Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner en Santiago de Chile.

En nombre de Alianza Nacional, el diputado Peña sostuvo que “no hay conducción en materia de política exterior”, ante lo cual el canciller “debería alejarse” del cargo. “Al fin y al cabo, no existe”, subrayó.

“Ha hecho todo al revés que el gobierno.

Si queremos saber cuál es la realidad, no podemos citar al canciller porque en todas las ocasiones nos ha mentido”, dijo Peña.

Por ejemplo, recordó cuando Gargano dijo ante el Parlamento que defendería la carrera diplomática en el Ministerio y, luego, en el Presupuesto se aprobó un aumento de cargos de particular confianza política de 10 a 32; en segundo lugar, mencionó que cuando se debió votar el candidato para presidir el BID, habló a favor del aspirante brasileño y, simultáneamente, se estaba votando a favor otro candidato; y agregó que algo similar sucedió cuando la Operación Unitas o el tratado de inversiones con Estados Unidos.

También recordó que Gargano le dijo al Parlamento el año pasado que uno de los principales logros del gobierno había sido el afianzamiento del Mercosur, “ámbito donde tenemos los problemas más grandes de los últimos 50 años”. Y que fue “el último en enterarse” que Carlos Alvarez iba a ocupar la presidencia del Mercosur.

“¿Qué confianza le podemos tener, entonces?”, preguntó.

UNA PROVINCIA MAS. En la sesión del plenario de Diputados, mientras tanto, el representante fernandino Cardozo afirmó que el Uruguay ha hecho “un triste manejo de la política exterior” en este último problema con Argentina por las plantas procesadoras de pasta de celulosa. Cuando Vázquez dejó Montevideo rumbo a Santiago, “nos dejó en claro que Uruguay no estaba dispuesto a negociar nada con Argentina en la medida en que se mantuvieran los piquetes que prohíben la libre circulación de personas entre ambos países”, dijo el diputado forista.

Recordó que con sorpresa se enteró de que “aparentemente hubo un acuerdo Vázquez-Kirchner donde la soberanía nacional quedó pisoteada, donde quedó de manifiesto no otra cosa que ser una provincia más de Argentina”.

Además, destacó que Vázquez “aceptó la imposición del presidente argentino de que nuestro canciller —su canciller— no ingrese a las conversaciones” en busca de una salida a la situación con el vecino país.

“Es un hecho sin precedentes que creemos que de hecho significa la destitución del canciller Gargano”, resumió.