Oposición promoverá una mayor apertura económica

Walter Cancela (Frente Amplio), Iván Posada (Partido Independiente), Juan Carlos Protasi (Partido Colorado), y Gustavo Licandro (Partido Nacional) presentaron las principales líneas en materia económica y desarrollo social que propone cada uno de los partidos.

Uno de los temas que más cuestionaron los exponentes fue el papel que debe cumplir el Estado en una sociedad moderna. En este sentido, Cancela afirmó que «un Estado democrático debe intervenir como actor específico para compensar el funcionamiento del mercado y así mitigar las asimetrías que se produzcan». Con este fin debe ejercer la regulación, la supervisión y exigir el cumplimiento de las reglas de juego tanto en la competencia, como en el sistema financiero y en el mercado de trabajo. Agregó que el Estado puede actuar en la fijación de precios, pero no fijarlos, «ni siquiera en el tipo de cambio».

Por su parte, Licandro advirtió que un eventual gobierno blanco se enfocará en la desregulación de tres sectores: el de hidrocarburos y combustibles, el de energía eléctrica y el de comunicación.

En tanto, Posada manifestó que para un socialdemócrata la cuestión no pasa por «defender o atacar la instrumentación del Estado como fin en sí mismo», sino en evaluar la eficacia del libre mercado y en función de ello decidir la intervención del mismo. A su vez, remarcó que el Banco Central debe «hacer política monetaria, pero la cambiaria debe quedar a cargo del Ministerio de Economía».

En este sentido, Protasi, advirtió la necesidad de mantener la independencia del BCU, el cual debe permanecer al margen de la fijación del tipo de cambio. «Cuando se fija no hay límite para aumentar el gasto público, ni para el endeudamiento, lo cual es contraproducente», recalcó.

Los tres representantes no oficialistas atacaron las estrategias llevadas a cabo por el gobierno en cuanto a inserción internacional. Posada enfatizó que si bien el Mercosur constituyó una «plataforma fundamental para nuestro crecimiento, Uruguay no puede quedar atado de manos a él», dada la situación del bloque. «El Mercosur debe retomar el camino de la verdadera reinserción internacional y sino se debería considerar la posibilidad de dejar de ser miembro pleno y pasar a ser un país asociado», remarcó. Además, cuestionó haber perdido la posibilidad de firmar un TLC con Estados Unidos.

Del mismo modo, Licandro afirmó que en los próximos cinco años Uruguay debe buscar una mayor apertura comercial, a través de acuerdos con Estados Unidos, la Unión Europea y los países del sudeste asiático. «No se trata sólo de exportar, sino también de importar de países más eficientes lo que nosotros no tenemos».

Por su parte, Cancela advirtió que la apertura internacional no depende solamente de la política económica, sino que el país debe tener cohesión social, de otra manera los resultados no serían satisfactorios.