Pandemia por la gripe porcina es inminente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó ayer el alerta por la gripe porcina a la fase 5, un nivel por debajo del máximo de pandemia total. La decisión significa que se considera inminente una epidemia global de este padecimiento. La directora general de la OMS, Margaret Chan, declaró la alerta tras consultar con expertos en males respiratorios, de todo el mundo. La decisión podría llevar a que el organismo recomiende medidas adicionales para combatir la epidemia, incluidas solicitudes a los productores de vacunas para que hagan cambios en la producción, enfocándola en medios para inmunizar en caso de pandemia, y no en vacunas para gripe estacional.

«Todos los países deben activar inmediatamente sus planes de preparación para la pandemia», dijo Chan en Ginebra. «Toda la humanidad está amenazada por la pandemia». Keiji Fukuda, director general adjunto de la OMS, consideró claro que el virus se propaga. «No vemos evidencia alguna de que esto se esté moderando en este momento», señaló.

La fase 5 significa que la OMS ha comprobado el contagio sostenido del virus en por lo menos dos países, en este caso México y Estados Unidos. Una vez que el virus muestre una transmisión efectiva en dos regiones distintas del mundo, se declararía un brote pandémico. La organización comprobó casos humanos de gripe porcina en México, Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Israel, Nueva Zelanda y España. Sólo México y Estados Unidos han reportado muertes.

casos. La gripe porcina podría ser la responsable de unas 159 muertes en México, donde se cree que infectó incluso a más de 2.400 personas, según las autoridades de ese país. La OMS confirmó 148 casos de gripe porcina en siete países, pero siguen surgiendo reportes. Más de la mitad de los casos confirmados están en EE.UU. y en Canadá se detectaron 6 nuevos casos, lo que llevó el total a 19.

Alemania y Austria confirmaron ayer nuevos casos de gripe porcina, en tanto la Unión Europea estudiaba la posibilidad de suspender los vuelos hacia México. A medida que el miedo y la incertidumbre se extendían por el mundo, los países tomaban toda clase de precauciones, algunas más eficaces que otras.

En España, el Ministerio de Sanidad y Política social elevó a 10 el número de personas infectadas por el virus y la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, señaló que uno de los nuevos casos se produjo por contagio indirecto, es decir, se trata de un hombre infectado que no había viajado a México.

En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy convocó al gabinete, y su ministro de Salud dijo que pedirá a la Unión Europea que suspenda los vuelos hacia México, aunque no los vuelos desde el país americano. Estados Unidos, la Unión Europea y otros países han desalentado los viajes no imprescindibles a México. Cuba y Argentina suspendieron los viajes.

Gran Bretaña cerró una escuela al confirmar que una niña de 12 años padecía la enfermedad y el número de afectados se elevó a cinco en el país, según informó Gordon Brown.

En los países asiáticos, los viajeros desde México eran recibidos por personal sanitario que repartía desinfectantes para tratar de asegurar que la infección no se extendiera al continente. En Camboya, el primer ministro Hun Sen solicitó una reunión cumbre urgente de líderes del sudeste del Asia para combatir la enfermedad.

«Necesitamos medidas comunes para prevenir y combatir la rápida propagación de la gripe porcina», dijo. El secretario general de la Asociación de Naciones del Sudeste del Asia, ASEAN, Surin Pitsuwan, dijo que las autoridades «tienen la necesaria experiencia» después de haber combatido brotes de la gripe aviaria como para coordinar esfuerzos.

Nueva Zelanda informó que el número de casos de fiebre porcina en el país aumentó a 14, incluyendo una persona que no formaba parte del grupo escolar que viajó por México.

Perú detectó el primer caso de gripe porcina del país en una argentina proveniente de México, que sería además el primero confirmado en Sudamérica, y anunció la suspensión de los vuelos comerciales a este país. En Costa Rica se confirmaron los dos primeros casos de gripe porcina de Centroamérica. Las autoridades sanitarias brasileñas detectaron dos casos «sospechosos» de tener gripe porcina, mientras que en Argentina hay aún cuatro casos sospechosos de la epidemia.