Pánico derrumba bolsas mundiales.

Las bolsas mundiales registraron un nuevo lunes negro, aterrorizadas por el contagio de la crisis financiera y los riesgos de una cascada de quiebras bancarias.

«Cunde el pánico general», dijo Adrian van Tiggelen, analista del banco holandés ING en Amsterdam.

«Todo el mundo esperaba que tras la aprobación del paquete en Estados Unidos y los rescates en Europa, las cosas se calmarían, pero en realidad todavía hay fuertes temores a un efecto dominó», añadió.

Los analistas coinciden en que se vive un contexto de incertidumbre por la aplicación del plan de salvataje del gobierno norteamericano y la salida de posiciones de los «fondos de riesgo» (hedge funds) apremiados para devolver los créditos tomados para sus cuantiosas inversiones.

mercados. En Nueva York, el índice industrial Dow Jones cerró con una baja de 3,05%, a 10.009,98 puntos, luego de que durante la jornada perdiera hasta 5,08% y quedara transitoriamente por debajo de los 10.000 puntos.

En tanto, el panel tecnológico Nasdaq resignó el 3,43%, a 1061,54 unidades, recortando pérdidas que llegaron a ser de hasta 6,15%.

En Europa también influyó que los gobiernos de los países que integran la Unión Europea no den una respuesta común y se muevan por sí solos, hablando sólo de respuestas «coordinadas».

Por su parte, el petróleo cayó por debajo de los 90 dólares y el euro registró el mínimo desde agosto de 2007.

El índice paneuropeo Dj Stoxx 600 perdió el 7,23%, más de lo que cedió durante los atentados terroristas de Nueva York en 2001.

Según analistas, Europa está pagando el atracadero del crédito en el viejo continente, como lo demuestran los sucesivos salvatajes bancarios y la declinación del euro frente al dólar y el yen, que hoy volvió a niveles de hace uno y dos años a 1,3481 y 135,75 respectivamente.

Las bolsas de Amsterdam y París lideraron hoy las pérdidas en Europa, con 9,14 y 9,04%, respectivamente, seguidas por Milán (-8,24%) Londres (-7,85%), Frankfurt (-7,07), Estocolmo (-6,12%) y Madrid (-6,06%).

Entre los países extracomunitarios, la bolsa de Moscú asistió a un colapso del 19,10%, por lo cual tuvo que suspender las contrataciones.

En América Latina, las principales bolsas recortaron pérdidas al cierre de las sesiones. San Pablo, que debió suspender las operaciones cuando perdía 12,37%, concluyó la jornada con una baja de 5,43%, en 42.100 puntos.

Por su parte, la Bolsa de Buenos Aires cedió 5,9%, a 1.423,5 enteros, aminorando pérdidas que llegaron al 11,53% y México perdió el 5,64%, a 21.693,72 puntos.

Los expertos calculan que las bolsas del mundo perdieron ayer 2,5 billones de dólares en capitalización bursátil, de los cuales casi el 20% en Europa.

Los inversores no sólo se deshacen de los títulos bancarios o de las compañías de seguros sino también de los títulos de empresas mineras o petroleras, convencidos de que el avance de la recesión económica también reducirá la demanda mundial de petróleo, materias primas y metales.

El crudo cerró ayer por debajo de los US$ 89, mientras la búsqueda de inversiones seguras empujaron la liquidez hacia los bonos del Tesoro norteamericano, que así bajan los rendimientos.

Las primeras nubes del nuevo lunes negro llegaron muy temprano desde Asia, donde las bolsas de esa parte del mundo resignaron el 4,2% en Tokio, 4,9% en Hong Kong.

La caída se transformó en avalancha con la apertura de los mercados de Europa, donde no bastó para restablecer la confianza el rescate del banco alemán Hypo Real State, la garantía sobre los depósitos que aseguró la canciller Angela Merkel ni el aumento de capital del grupo italiano Unicredit.

El presidente de la Unión Europa y primer mandatario francés, Nicolas Sarkozy, garantizó que los gobiernos de la UE tomarán «todas las medidas necesarias para garantizar la estabilidad del sistema financiero».

No obstante, la tasa Euribor, que se aplica para los préstamos entre bancos, subió a 5,35%.

Por su parte, el premier italiano Silvio Berlusconi dijo que propuso «y ahora estoy convencido de que sería lo mejor, un fondo común europeo».