Papelera de Argentina compró celulosa a Botnia pese al conflicto

Mientras Uruguay y Argentina procesan uno de los conflictos diplomáticos más largos originado por la instalación de la planta de Botnia en Fray Bentos sobre el río Uruguay de administración binacional, la compañía dedicada a la exportación de celulosa, concretó ayer su primer negocio con una empresa de Buenos Aires, confirmaron a El Observador fuentes del grupo finlandés.
En concreto vendió 500 toneladas de celulosa a una papelera de Argentina dedicada a la fabricación de papel higiénico, servilletas y rollos de cocina, que comercializa con distintas marcas. El noticiero de canal 10, Subrayado, informó que la empresa argentina es Celupaper SA.

Según su página web, en Celupaper trabajan 100 personas y su línea de productos ofrece distintas calidades.

Desde Botnia se confirmó a El Observador la concreción del negocio y se explicó que fue una venta “a un cliente que quería hacer una prueba de producción con la celulosa” de Fray Bentos.

El embarque se concretará en esta jornada a través de un buque de la flota “Nobleza naviera”.

Según supo El Observador el buque que se utilizará es de bandera uruguaya y tiene una capacidad de 2.000 toneladas de carga. Fue construido para el transporte de chips de madera y celulosa.

Sus primeros viajes fueron entre el puerto privado M´bopicuá y Montevideo, por donde Botnia saca su producción de pulpa de celulosa al mundo.

Conflicto. El negocio entre privados se concretó en medio del conflicto político que empañó las relaciones entre los gobiernos de Uruguay y Argentina. Tras la instalación de Botnia en Fray Bentos –cuyas acciones fueron vendidas a la sueco finlandesa UPM– se inició una batalla diplomática que tuvo pronunciamientos de órganos del Mercosur y continúa ahora en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En ese ámbito, Argentina denunció una supuesta violación del Tratado del río Uruguay, lo que es negado por Montevideo.

También Argentina argumentó que Botnia contaminará las aguas, aspecto que rechaza Uruguay amparado en los estudios de calidad que hicieron organismos estatales e independientes.

Uno de los aspectos más sobresalientes del conflicto es la protesta de ambientalistas de Gualeguaychú que desde hace tres años interrumpen en forma continua el tránsito en la ruta que lleva al puente internacional general San Martín, una de las principales vías de comunicación entre ambos países. El corte lo sostienen muy pocas personas pero cada tanto, los piqueteros hacen convocatorias multitudinarias contra Botnia.

El presidente Tabaré Vázquez decidió no retomar negociaciones con Argentina mientras el puente siga cortado.