Para Argentina el bloqueo no es un tema que deba discutirse

Para responder al reclamo uruguayo la Cancillería no recurrió a la convocatoria del embajador Francisco Bustillo. En cambio, envió instrucciones al embajador argentino en Montevideo, Hernán Patiño Mayer, para redactar la contestación que a última hora del miércoles el propio diplomático entregó en la sede de Relaciones Exteriores de la calle Colonia. En la nota el gobierno argentino «solicita encarecidamente» al gobierno uruguayo que no olvide lo que a su juicio es el fondo de la controversia: la reiterada violación al Tratado del Río Uruguay al conceder autorizaciones para la instalación de plantas de celulosa. De los piquetes que bloquean por tierra a Uruguay, no hubo una palabra.

«Nuestro planteo era referido al bloqueo de los puentes, haciendo una referencia al juicio en curso en la Corte Internacional de Justicia, a la que hicimos un pedido de medidas cautelares. Por esa razón citamos un párrafo de la última resolución de la Corte en el que se instaba a no tomar acciones que agravaran el conflicto», señaló Gallardo.

«Particularmente en sus notas del 1° de febrero de 2007 y del 23 de noviembre de 2006, la Argentina ya ha tenido ocasión de fundamentar su rechazo a alegaciones jurídicamente infundadas similares a las que se incluyen en la nota de la referencia», expresa parte de la contestación argentina.

A la «respuesta» de Argentina que presentó el miércoles Patiño Mayer, se sumó ayer otra nota, esta entregada en Buenos Aires al embajador Bustillo. El diplomático fue convocado ayer sobre la hora 18 a la Cancillería argentina, donde lo recibió el subsecretario García Moritán para entregarle una nota por la construcción de la planta de Botnia en Fray Bentos, informó anoche canal 12. La reunión duró una hora.

próximos pasos. El martes se reunirá el equipo de juristas que representa a Uruguay en La Haya. El objeto de la reunión es trabajar en la elaboración de la contramemoria que Uruguay debe presentar sobre la demanda en curso.

También podrían analizarse otras alternativas. «Se van a considerar todas las posibilidades», reconoció el embajador Gallardo.

Una de estas es que Uruguay haga uso de la instancia prevista en la última ordenanza de la Corte. Si bien La Haya desestimó la adopción de medidas cautelares por el tema del bloqueo, dejó abierta la posibilidad de que las partes recurrieran nuevamente toda vez que se registraran hechos nuevos que se considere agravan el conflicto. «Habrá que fundamentarlo debidamente, pero expresamente la Corte dejó abierta esta posibilidad», señaló el diplomático.

Ello hace necesario que Uruguay eleve formalmente sus quejas toda vez que tenga lugar un bloqueo. Cada una de las notas presentadas por Uruguay será incluida en el expediente como forma de documentar la reiteración de una medida que perjudica al país.

De manera paralela a esta instancia, se desarrollan las gestiones de la corona española. «Están en curso los esfuerzos del facilitador que ha enviado el rey Juan Carlos, que esperamos arrojen buenos resultados», recordó Gallardo. La primera ronda de diálogo que se desarrollaría en España no tendría lugar antes de un mes y medio.