Para cobrar hay que controlar

Pese a ello el tributarista Juan Antonio Pérez Pérez de KPMG, sostuvo que en Chile, donde se efectúan significativos controles, la evasión promedio de ese gravamen es del 60%.

Dichos controles deberán partir de una reforma en el sistema jurídico uruguayo dada la actual incapacidad del Estado de obtener información sobre las rentas de las personas, en los casos de cuentas bancarias (protegidas por el secreto bancario), participación en Sociedades Anónimas (cuyas acciones no se sabe a quién pertenecen), y también de la propiedad de inmuebles.

En este sentido los tributaristas afirman que la «equidad» se da «de patadas» con el «sistema recaudatorio» y «la inversión en capital e inmuebles».

Alberto Varela del estudio Ferrere advirtió que se debería crear un «registro patronímico de inmuebles» para poder determinar quiénes son en última instancia sus propietarios. También opinó que se debería develar qué renta reciben las personas físicas de las inversiones realizadas en las Zonas Francas. «La reforma es imprescindible porque no existen mecanismos globales para saber los datos y el Estado tiene que tenerlos para comprobar que sea verdad lo que las personas declaren», dijo.

De todas formas, Varela advirtió que la «teoría de equidad» está primando y «no se está viendo las pérdidas que se van a producir». «Hay que dejarse de eslógan y pensar en los costos económicos enormes que producirá la reforma del sistema jurídico que exige la implementación del IRPF; estamos abriendo cajas de Pandora», sentenció.

EJEMPLOS. El experto aclaró que en otros países, como Argentina, la aplicación del Impuesto a las Ganancias (correspondiente al IRPF) está respaldado por la posibilidad de conocer la propiedad de las acciones y de los depósitos.

Un tributarista académico manifestó que la condición de «paraíso fiscal» que caracteriza a Uruguay se tendrá que alterar mediante la «firma de convenios con otros países para librar el secreto bancario», de forma de poder conocer el capital de las personas en el exterior.

En los casos de los bancos uruguayos, cuya actividad está protegida por el secreto bancario, según los tributaristas consultados la implementación del IRPF podría generar el masivo retiro de depósitos. Sin embargo, «previendo eso seguramente las instituciones financieras van a dar tasas de interés mayores para poder mantener el promedio de dinero depositado», acotó uno de los especialistas.