Para evitar despidos, exigen incentivar exportaciones.

“El tema es: ¿queremos industria o no queremos industria? That is the question”, dijo el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Diego Balestra, a Ultimas Noticias.

Los empresarios están desconformes con las decisiones del gobierno para proteger a las empresas de la crisis internacional. Las cámaras aseguraron que es una señal preocupante el tardío diagnóstico de la crisis internacional realizado por el gobierno. Entienden que, mientras representantes del sector empresarial mantuvieron infinitas reuniones desde varios meses atrás con integrantes del Poder Ejecutivo y del sector de los trabajadores preocupados por la crisis y buscando elementos que protejan a todos los sectores de actividad, el gobierno anunciaba que el país estaba muy bien blindado e iba a sortear con facilidad la situación internacional.

Balestra dijo que visión sobre la crisis no cambió y “sigue siendo muy crítica, lo que sí cambió es la visión de otros sectores”. Agregó que, semanas atrás, la visión del gobierno y del Pit-Cnt sobre la crisis era muy diferente a la de estos días. “Ahora parece que se dieron cuenta que hay crisis”, dijo y agregó que los empresarios anunciaron varios meses atrás “que se venia el tsunami pero varios no vieron ni la ola. El gobierno dijo, hace cuatro meses atrás, que estábamos blindados y ahora estamos como estamos”, afirmó.

Por su parte, el gerente de asuntos laborales de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, dijo a Ultimas Noticias alegrarse porque, a su juicio, el “cambio de talante del gobierno es más adecuado que el que manifestaba hace apenas unos días atrás”. Sostuvo que a pesar de que el Ejecutivo rechazó los planteos de la cámara donde se proponía una serie de medidas para paliar los efectos -entre ellos la renegociación a la baja de los salarios- el gobierno debería actuar para que la situación no se agrave.

Balestra explicó que hoy la competitividad de las empresas nacionales con el mercado internacional está muy devaluada. Por eso se han reunido con el ministro de Economía y el de Industria para solicitarle que tome medidas.

Explicó que el gobierno “se vanaglorió durante tres años de la diversificación de los mercados” que lograban la no dependencia de la región y el Mercosur; hoy la situación se dio vuelta

“Hay un grave problema de competitividad y de acceso a mercados. La competitividad tiene múltiples factores: el tipo de moneda, tener combustible, los impuestos, los recargos, los salarios, todo lo que el gobierno le trata de sacar a las empresas. Nosotros no tenemos en agenda la rebaja salarial porque hicimos un planteo de la mejora de la competitividad. Si no se logra y el dólar cae, los impuestos siguen y toda la situación se da negativa; lo que quedan son los salarios. Si no se pueden bajar, entonces paran las empresas y se mandan los trabajadores al seguro de desempleo. Si después de los 6 meses no pudo empezar de vuelta, cierra. Es bastante lineal; no tiene mucha vuelta”, explicó Balestra.