Parlamentarios condicionaron diálogo con deudores al levantamiento de barricadas

 Los integrantes del Movimiento Agrario del Uruguay (Madur) fueron recibidos ayer de mañana y luego en horas de la tarde por legisladores de gobierno, muchos de ellos integrantes de la Comisión de Endeudamiento del Parlamento.

El diputado frentista Hebert Clavijo, del Movimiento de Participación Popular (MPP), les propuso a los productores crear un registro de deudores y acreedores, constituir un grupo de trabajo y articular con el Ministerio de Desarrollo Social la asistencia a sus familias. La mayoría de estos viven por debajo de la línea de pobreza y se calcula que -según señaló la semana pasada el senador Jorge Saravia-hay 20.000 en esta situación.

La propuesta de los legisladores no conformó a los productores, quienes pretenden la suspensión total de las ejecuciones a todos los deudores, ya sea agropecuarios o de otros sectores. Esta postura hace que los «acampantes» se mantengan firmes en la posición de no levantar la medida y posiblemente sigan adelante con el corte de la circunvalación del Palacio Legislativo que da a la Avenida General Flores.

Se reunirán hoy en asamblea, a las 10 horas, y deberán transmitir una respuesta luego a los parlamentarios, quienes no están dispuestos a que sigan «obstaculizando el tránsito en un punto importante de la ciudad».

LEY EN ELABORACIÓN

«Les planteamos crear un registro de deudores y acreedores para poder analizar el monto y a quién se le está debiendo. El segundo punto es constituir un equipo de trabajo con representantes del Poder Ejecutivo y legisladores, mientras que el tercero es articular con el Ministerio de Desarrollo Social el tema de la asistencia puntual que es necesario dar a muchas familias», detalló Clavijo.

Explicó que «la contrapropuesta que nos hicieron los productores de seguir con el corte de calle, pero nosotros tenemos un compromiso con la población de gobernar bajo un régimen de derecho. Nos parece que se está menospreciando el derecho de los ciudadanos a transitar por la vía pública si se sigue imponiendo una barrera».

Puntualizó que el espíritu de los legisladores es -desde hace una semana- «trabajar sin pedir el resultado de que se levantara la barrera. Por lo tanto, así como los legisladores hemos iniciado las negociaciones, queremos el levantamiento de esa medida como forma de dar señales de que vamos por el buen camino».

Para el diputado Esteban Pérez «la solución a este problema no puede ser una sola y única, sino que son varias». Entiende que es necesario conocer el origen de los sectores endeudados, ya que «no . es lo mismo un productor agropecuario que un comerciante, industrial o de consumo». 

Aseguró que se está trabajando en la búsqueda de soluciones con los ministerios de Economía y Finanzas y Ganadería, Agricultura y Pesca; Dirección General Impositiva (DGI), Banco de Previsión Social (BPS), Banco Hipotecario y otras entidades financieras, tanto públicas como privadas.

También informó que en la Comisión de Haciendo se está elaborando un proyecto de ley para atender a los deudores más críticos que ya fueron ejecutados. «La idea es registrar esos casos, a los efectos de darle prioridad en las distintas entidades. Por ejemplo, para los agropecuarios que han sido expulsados del campo, sean tomados en cuenta por el Instituto Nacional de Colonización cuando tengan terrenos disponibles», dijo Pérez.

SUSPENDEN EJECUCIONES

El dirigente de Madur Aramir Silva dijo al término del encuentro con los legisladores que ya hace tres meses que acampan en el Palacio. «El corte de calle abrió un diálogo mínimo y es la tercera vez que conversamos. El 20% está hablado, pero falta un 80% para negociar, que es la suspensión de todas las ejecuciones del país. No sólo del sector agropecuario», subrayó.

«No venimos a defender nuestra chacra, sino a reclamar el país productivo que nos prometieron. Por eso pasamos a un cuarto intermedio y convocamos a todos los deudores que están comprometidos con los bancos a que se arrimen a la carpa y participen de la asamblea», enfatizó Silva.

Consultado sobre si levantarían las herramientas de la avenida, respondió que «hay algún legislador enojado porque no sacamos las herramientas; creen que la carpa es mía, pero no, es un movimiento social que está creciendo y organizándose».

Aclaró que, aunque la calle está cortada, se abre una portera para que pasen las ambulancias o móviles policiales. «No vamos a entorpecer la salud de la gente. A cada montevideano le decimos que esos fierros que están ahí fueron los que le dieron de comer a los uruguayos. Que se animen a traer una bandera uruguaya, a atarla de los fierros y con ello moriremos todos juntos en defensa del país productivo».