Parlamento del Mercosur es una «idea peregrina», según Lacalle

 

Lacalle es uno de los participantes en el seminario «El mundo Iberoamericano y la globalización», en la Escuela de Verano de La Granda (Asturias).

El ex gobernante dijo que rechaza la idea de un parlamento supranacional con los países que integran Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y que apuesta porque se cumplan todos los aspectos comerciales pactados «y que todavía no se cumplen», asunto en el que dijo coincidir con el actual presidente de Uruguay, Jorge Batlle.

Los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, han manifestado que son partidarios de crear un Parlamento del Mercosur para avanzar en la integración política del bloque y para trabajar en la incorporación al bloque de los países andinos (Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela).

Lacalle fue el encargado de pronunciar la conferencia inaugural del curso dedicado a Iberoamérica, con una somera exposición acerca de lo que llamó «el mercado común del conocimiento».

En su opinión, «la comunidad Ibérica no existe en el plano comercial ni va a existir si no buscamos un punto de apoyo en la lengua y en la cultura».

El ex presidente defendió la «sinergia que se puede producir con la difusión mayor del conocimiento a través de las redes informáticas, la televisión abierta y el cable, que -dijo- pueden crear una comunidad educativa enriquecedora de nuestros países; por eso tenemos que aprovechar que cuatrocientos millones hablamos un idioma común».

Lacalle describió a Uruguay como una pequeña nación de tres millones de habitantes, situada entre Argentina y Brasil, «de modo que la crisis en estos dos países encuentra enseguida una réplica» en el país.

El ex presidente dijo que «cada vez que estos dos países (Argentina y Brasil) estornudan, nosotros nos resfriamos, de manera que esta vez, con Argentina, nos agarramos una pulmonía».

Sobrevivir a la «catástrofe de Argentina», como la llamó Lacalle, «fue difícil, pero lo fuimos haciendo a pesar de que tuvimos retiros del 45% de los depósitos bancarios, y sobrevivir a eso es una hazaña».

Lacalle aseguró que Uruguay hizo valer «su gran tradición de buen pagador» para lograr un canje de la deuda, «que nos permite cinco años de respiro».

Por otra parte, recordó su intención de presentar su candidatura a la Presidencia de la República, encabezando el Partido Nacional, en las elecciones generales convocadas para el 2004.

(EFE)