Paro de Aduanas detiene a 300 camiones en puente Paysandú-Colón

Si bien ese cruce se ha vuelto problemático desde la instalación de los «piquetes» del lado argentino de la frontera en protesta contra Botnia, la paralización de actividades por parte del gremio aduanero aumentó en varios kilómetros la fila de camiones detenidos.

Se estima que en el sector uruguayo del paso fronterizo, había una hilera de 125 camiones. Mientras que al otro lado, unos 200 camiones conformaban una fila de cuatro kilómetros de largo. A modo de ejemplo, es como si el trayecto que comprende desde la Plaza Cagancha hasta Avenida Italia y Luis Alberto de Herrera estuviera interrumpido por un cordón de camiones. De este modo más de 300 vehículos de carga aguardan por el fin del paro iniciado por la Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA), el martes pasado. Pese a ello, el clima en el lugar era de tranquilidad, aseguraron fuentes locales a El País.

Por su parte, el gerente de la Intergremial de Transporte de Carga del Uruguay, Humberto Perrone dijo que en estos días en que la actividad aduanera (importaciones y exportaciones) ha estado suspendida, al menos unos 300 camiones al día han estado paralizados en el Puerto de Montevideo, mientras que en el Puente Paysan-dú-Colón, habían sido -hasta ayer-, unos 200.

La medida en el cruce binacional con Argentina obligó a que varios conductores debieran alquilar una vivienda cercana a los accesos del puente a la espera de la resolución del conflicto aduanero.

Ese gasto es sólo una parte de las pérdidas que genera la paralización de sus actividades: se calcula que para las firmas internacionales supone una pérdida de entre US$ 250 y US$ 300 por día. Para las empresas nacionales de transporte de carga los valores son algo inferiores, dijeron a El País fuentes empresariales.

Ni siquiera la flexibilización del paro en Aduanas mejoró el panorama para los trabajadores y para las empresas. El jueves, día en que se reunió la asamblea de AFA para definir el fututo del paro, se decidió liberar las exportaciones en tres horarios. Hoy está previsto que se trabaje normalmente con las exportaciones entre las 7 y las 11 de la mañana, cuando la asamblea sesione nuevamente para definir nuevas medidas.

retrasos. Para el sector del transporte de carga, la medida de los aduaneros sólo ha profundizado las demoras que tanto el Puerto de Montevideo como las terminales privadas causan a los trabajadores.

Ello ha provocado que los trabajadores resolvieran iniciar una serie de paros el viernes pasado, la cual quedó en suspenso a la espera del levantamiento del paro aduanero.

Las gremiales del transporte acusan que los retrasos -que pueden llevar siete o más horas- se dan porque se da preferencia a los buques a la hora de utilizar la maquinaria de carga y descarga, conocida como carriers, así como en la utilización de las balanzas.

Desde el sector privado reconocen que existen inconvenientes que dificultan la operativa de los transportistas de carga. El encargado de Relaciones Institucionales de la Terminal Cuenca del Plata (TCP), Fernando Correa, dijo a El País que se está negociando con los trabajadores una solución para los reclamos gremiales. La misma incluiría la habilitación de un nuevo acceso al Puerto por la calle Washington, y la agilización de los trámites para entrega y retiro de contenedores llenos y vacíos.

Sin embargo, el tiempo juega en contra. Los transportistas no resignarán el inicio de los paros en las próximas horas una vez que los aduaneros levanten eventualmente la medida, y si las condiciones de trabajo no cambian, es decir, si las largas colas de camiones continúan siendo parte del escenario natural del Puerto.

claves del conflicto

La Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA) se declaró en conflicto a raíz de una propuesta del gobierno para esta Rendición de Cuentas para fijar al salario (de 2008 más un 5% de ajuste) los ingresos extraordinarios de los trabajadores, provenientes de una tasa que grava de forma variable las importaciones. Para la AFA, ello implicaría una pérdida salarial de $ 3.000, sobre ingresos totales que alcanzan $ 20.000.

El sindicato, que ya había parado las importaciones el martes 20, retomó la medida con más fuerza, afectando importaciones y exportaciones por igual, desde el martes pasado hasta el jueves a las 11 de la mañana.

Ese día, la asamblea del gremio decidió liberar sólo las exportaciones en ciertos horarios fijados por la AFA.

Durante el fin de semana pudieron trabajar aproximadamente unos 150 barcos en el rubro de exportaciones, según fuentes gremiales.

Las exportaciones estarán habilitadas entre las 7 y las 11 de hoy, cuando la asamblea de la AFA defina la continuidad del paro.

Por su parte, diputados del Frente Amplio formaron una comisión negociadora, mientras que el diputado nacionalista, Álvaro Delgado solicitó a la Comisión de Legislación del Trabajo que cite al gremio y a las autoridades. .