Paro médico: solo urgencias y emergencias.

Se trabajará en régimen de día feriado cubriendo la visita de salas de internación por lo menos con un profesional.

La medida se activó tras los hechos de violencia sucedidos contra los médicos en los últimos días y que tuvo como epílogo el asesinato de un neurólogo en Salto a manos de una persona que lo culpó por la muerte de su esposa fallecida de cáncer.

Justamente en esa ciudad del litoral se realizará una «jornada de reflexión» promovida por la Federación Médica del Interior (FEMI), la Sociedad Médico Quirúrgica de Salto, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y las Sociedades Anestésico Quirúrgicas (SAQ).

En el encuentro se buscará profundizar sobre las causas y las posibles soluciones a los riesgos a los que están expuestos los profesionales de la salud. De la reunión se saldrá con una declaración conjunta de todos los profesionales: un mensaje a las autoridades y a la población sobre el momento que atraviesan los galenos.

El presidente del SMU, Alfredo Toledo, dijo a El País que se debe revisar la «deteriorada» relación entre médicos y pacientes. Y si bien apuntó que desde las propias autoridades gubernamentales hay una suerte de «desprestigio» de la actividad médica, fue autocrítico: «A veces los médicos hablamos con los pacientes sobre temas de vida y muerte en los pasillos. Muchas veces se da una relación fría», reconoció.

Servicios Afectados. De acuerdo al instructivo de paro previsto por las gremiales médicas, pese a la medida se debe mantener la asistencia domiciliaria que se requiera. En los centros asistenciales la prioridad la tendrán los pacientes internados.

Sólo se realizarán cirugías de urgencia y emergencia, y a tal efecto, la perentoriedad de la misma será determinada por el médico.

En los servicios de inyectables, oxigenoterapia, laboratorio y radiología, sólo se atenderán casos urgentes.

El área de Cuidados Intermedios y de CTI funcionará normalmente.

Lo mismo ocurrirá con los servicios de hemodiálisis. En los servicios de oncología se atenderán tratamientos en curso y urgencias. Las policlínicas de Tratamiento del Dolor atenderá solo urgencias.

No habrá consultas en policlínica, los médicos que queden libres del trabajo en esas policlínicas concurrirán a reforzar la atención en los servicios de urgencia que se encuentren recargados.