Paros pueden afectar pago de salarios y pasividades

El pacto de no agresión entre el gobierno y los sindicalistas bancarios está muy lejos de cumplirse. El presidente del Banco República, Fernando Calloia, dijo ayer que las medidas sindicales «atentan» contra la «estabilidad» del banco y que le harán perder clientes. Calloia está asombrado, además, por la «violencia» de los bancarios públicos y entiende que armaron un «show antioficialista».

A pesar de la negociación instalada el lunes, AEBU retomó su plan de medidas. Ayer desde la hora 17 empezó un paro en la sección de informática que seguirá toda la madrugada hasta la hora 10. Eso provocará que hoy seguramente no estarán acreditados los movimientos bancarios, por lo menos hasta la hora 16. A eso se suma que hoy habrá paro en todas las sucursales bancarias del país con retiro de cajas a la hora 15. Así, la actividad en los bancos del Estado será casi nula esta jornada si no hay cambios.

En un comunicado público, el República informó anoche que las medidas pueden alcanzar el pago de sueldos y pasividades, aunque desde el sindicato se ha afirmado lo contrario. Los sueldos y jubilaciones podrían cobrarse recién mañana, siempre y cuando «AEBU no decrete nuevas medidas», dijo una alta fuente bancaria. En el República se consideran «muy distorsivas» las movilizaciones del sindicato de banca pública, dirigido por una alianza entre la lista 17 (comunistas, MPP e independientes) y la 810 (de tendencia radical).

«No podemos asegurar el cumplimiento de los compromisos y se lo informamos a nuestros clientes para que no haya sorpresas», dijo una fuente bancaria. En los locales de los shopping habrá paro hoy dos horas y media al inicio del turno matutino, y dos horas y media antes del final de la jornada.

Mañana también habrá paro en las casas centrales de los bancos, aunque funcionarán el resto de las dependencias. El feriado del viernes obliga a concentrar todos los trámites bancarios en el mismo día. Para el próximo lunes, en tanto, ya está previsto un paro en el clearing.

SERRUCHO. Calloia habló ayer del «show antioficialista» de AEBU y contó que una delegación del sindicato le pidió disculpas personalmente por la decisión de la asamblea de pasar al comité de disciplina los casos de gobernantes afiliados a AEBU. «Arman el show para mostrar dirigentes violentos y combativos», comentó en una entrevista en la radio AM Libre.

«Se están serruchando la rama en que están sentados», afirmó Calloia. El presidente del República entiende que el nuevo directorio recibió desde el comienzo de su gestión «una carga de agresividad brutal» de AEBU. Explicó que hubo volantes con acusaciones «de todo tipo y color» hacia los directores: «corruptos», «rompehuelgas», «privatizadores». «Hay preocupación: hasta dónde puede llegar esta violencia. Tiene que haber otras causas que exceden lo salarial, estamos en un nivel irreconocible», advirtió.

Y alertó sobre cómo el conflicto puede afectar a los bancos: «No sea cosa que hagamos un conflicto, estemos victoriosos pero cuando vayamos a trabajar resulta que el banco donde trabajamos no tiene más clientes y dejó de funcionar».

Las medidas de AEBU «son atentatorias contra la estabilidad del sistema», según Calloia. «No son paros comunes y corrientes sino que hay alertas sindicales sobre, por ejemplo, que los bancos pueden quedarse sin plata, para provocar un retiro masivo que genere justamente la falta de dinero», indicó. Calloia está convencido que ese tipo de medidas «jamás se adoptan en la banca privada».

NEGOCIACIÓN. El gobierno presentará hoy una propuesta concreta, en una reunión a la que no irán las autoridades bancarias, como pasó el lunes. Por ahora el Ejecutivo se mantendrá en la negociación. Desde AEBU se interpreta que el gobierno no quiere quedar «como el que rompió el diálogo».

«Sugerimos, rogamos que no aumenten las medidas, que acepten el diálogo, el gobierno no los va a engañar», dijo el director de Trabajo, Julio Baráibar. En cambio, el sindicato dice que el gobierno debe «pasar a los hechos y terminar con balbuceos». «Si no aparece una fórmula, no hay acuerdo», dijo el sindicalista Darío Mendiondo.

En el Pit-Cnt hay preocupación por las derivaciones del conflicto bancario y el tema estuvo ayer en el Secretariado Ejecutivo del Pit. «Por tratarse de un conflicto largo en uno de los sindicatos más importantes, queremos que salga lo mejor posible», dijo el coordinador de la central, Fernando Pereira.

Pero la central solo intervendrá en la «táctica sindical» del conflicto sólo si AEBU lo pide, lo cual no ha sucedido. En los hechos, la cúpula sindical considera que lo mejor es «no precipitarse» y dejar que AEBU pueda salir solo del conflicto, admitieron fuentes sindicales.

Sin embargo, Marcelo Abdala -sindicalista comunista que integra el Secretariado- dijo ayer en su audición radial que hay «desvíos de derecha» en el gobierno y que es inconcebible que pidan suspender las medidas sindicales y el derecho de huelga cuando no hay avances.