Partidos coinciden en diagnóstico, pero discrepan en las medidas

Empecemos por algún ejemplo: encuentristas, blancos y colorados coinciden en que hay que extender las escuelas de tiempo completo, pero la izquierda y los colorados plantean universalizar el preescolar hasta 3 años, mientras que los nacionalistas ponen el énfasis en revisar los programas; la izquierda también quiere revisarlos, pero rechaza la reforma implementada por los dos últimos gobiernos, algo que a los blancos no se les pasa por la cabeza.
Los programas de gobierno que los partidos presentan en esta campaña abarcan un amplio abanico de coincidencias a la hora de enfocar los problemas que se deben atacar, pero cuando hay que definir las armas el arsenal es tan disímil que ponen en duda si podrán coincidir finalmente en una estrategia común.


Economía. En materia económica hay diferencias. Los colorados proponen un crecimiento anual del 4% a través de la estabilidad económica, el estímulo de las inversiones y la diversificación comercial, y generar 150 mil nuevos puestos de trabajo. Establecen la necesidad de obtener un alivio en los compromisos ante los organismos multilaterales de crédito, en particular sobre los vencimientos de 2006 a 2008. Plantean la desgravación relativa de la tierra, mantener la reducción de la contribución patronal a la seguridad social, no gravar la producción ni hacer detracciones y reducir las exoneraciones para rebajar el IVA.

Los blancos quieren mantener un tipo de cambio flexible y una paulatina desdolarización de la economía. A diferencia de los colorados, que están en contra del Impuesto a la Renta, plantean aplicar ese gravamen en lugar del impuesto a los sueldos. Los blancos comparten el objetivo de reducir el IVA y eliminar impuestos de escaso impacto recaudatorio. También proponen reducir los aportes patronales en los sectores sin tratamiento diferencial.

El Encuentro Progresista (EP) plantea convocar al Consejo de Economía Nacional, propone la reducción del IVA y del Cofis y, al igual que los blancos, la eliminación del IRP y su sustitución por el Impuesto a la Renta. A diferencia de los colorados, proponen renegociar la deuda con los países que atraviesen situaciones similares.


Seguridad social. Los colorados plantean universalizar el actual sistema, los encuentristas quieren sustituirlo y proponen posibilitar el ingreso al sistema solidario y rebajar las comisiones de las AFAP, en tanto que los blancos no plantean un cambio radical, sino fortalecer las pasividades con la mejora del salario real y ajustar los programas para jubilados.


Pobreza. Sobre la pobreza, los colorados ponen énfasis en disminuir la mortalidad infantil, plantean focalizar las estrategias en las familias de menores ingresos y articular los esfuerzos públicos y privados para que las políticas sociales funcionen mejor. Los blancos plantean un plan estratégico para asignar prioridades e implementar un Sistema Nacional de Información Social para desburocratizar el acceso a los servicios sociales y favorecer la coordinación interinstitucional, entre otros puntos.

El EP propone un plan de emergencia social con un registro de jefes de familia desempleados para asistirlos, descentralizar la ejecución de las políticas sociales y atacar las causas de la pobreza estructural con empleo.


Salud. Los colorados plantean reestructurar el sistema de seguro del BPS para que el usuario elija dónde atenderse y allí pague, crear un Fondo Nacional para la Atención Primaria y una superintendencia de Servicios de Salud para regular las mutualistas. Los blancos quieren un Sistema Nacional de Salud, una canasta básica de servicios y el estudio de primas de riesgo para asignar presupuestos y fijación de cuotas. El EP también quiere un sistema con un seguro nacional, en cuya conducción participen trabajadores y usuarios.