Patente de autos bajará un 15% después de noviembre

Eduardo Barreneche

Las patentes de rodados disminuirán a partir de noviembre en un 15%. A mediados de ese mes, el Congreso de Intendentes aprobará unas tablas de aforos de los autos, usadas para calcular dicho impuesto, que regirán en función del precio de éstos en el mercado, afirmaron intendentes consultados por El País.

A ese valor, se le aplicará un ajuste según la inflación.

Ese es el único camino que le queda al Congreso de Intendentes para solucionar el problema de la patente de rodados.

acuerdo. Otra vía supondría que las 18 intendencias adheridas al Acuerdo de Paso Severino firmado en 1995, con excepción de Flores, envíen un nuevo proyecto a las respectivas juntas departamentales con otra base de cálculo del tributo.

«Muchos intendentes dijeron que no obtendrían el consentimiento de los ediles para modificar el acuerdo. Entonces corresponde aplicar el criterio de Paso Severino», dijo el intendente de Salto, Eduardo Malaquina.

En Paso Severino, Florida, los jefes comunales pusieron fin a una «guerra de patentes» al acordar que este tributo debe calcularse en función de una tabla de aforos y sus ajustes se harán según el Indice de Precios al Consumo (IPC) o Indice Medio de Salarios (IMS).

Para Malaquina, ese procedimiento determinará, a partir de noviembre, un descenso de las patentes de rodados entre «un 15 o un 20%», aunque aclaró que algunos modelos tendrán una baja mayor que otros.

«Considero que eso es lo que va a pasar en el Congreso de Intendentes de noviembre», advirtió.

En las últimas tres reuniones de intendentes, dijo el jerarca, no surgió otra fórmula que evite una baja de las patentes.

«No se puede hacer subterfugios para disimular un hecho», explicó Malaquina

La futura decisión del Congreso de Intendentes provocará una merma sensible de la recaudación de las intendencias. Por ejemplo, la comuna de Treinta y Tres dejará de percibir tres millones de pesos por año.

goñi. Wilson Elso Goñi (Movimiento Nacional de Rocha), jefe comunal de Treinta y Tres y presidente del Congreso de Intendentes, coincidió con Malaquina, al señalar que la posición que «tiene más adhesiones» es bajar la patente de rodados en función de las tablas de Aforo y ajustarlas en base a los criterios acordados.

«Los aforos disminuirán las patentes en un 30% y luego se aplicará un 15% del IPC. Al final, el impuesto bajará un 15%», ejemplificó el jerarca.

Goñi advirtió que si los intendentes dan un señal a los contribuyentes de que bajaron los tributos por patentes, luego «tenemos que ser muy exigentes» en el control de la morosidad.

En algunas intendencias, agregó, este impuesto representa la principal vía de recaudación, superior aun a la contribución inmobiliaria.

Mientras, una alta fuente de la Intendencia de Canelones afirmó que el municipio piensa disminuir la patente de rodados, aunque deba retirarse del Congreso de Intendentes.

«Sumado al hecho de que la gente no puede pagar, tenemos una patente más cara que las intendencias de Maldonado, Florida, Flores y San José», explicó.

El 6 de noviembre, la Comisión de Aforo del Congreso de Intendentes deberá elevar un informe conteniendo las nuevas tablas de aforos de los autos. Al otro día, los jefes comunales se reunirán para intercambiar impresiones sobre la misma y cinco días más tarde, el 13 de noviembre, adoptarán una decisión definitiva sobre el tema.

Nuevo plazo para crear tabla de aforos de autos

La Comisión de Aforos del Congreso de Intendentes está integrada por representantes de ocho comunas.

El mecanismo para elaborar la tabla de aforos de los vehículos automotores, sistema que se usa para calcular la patente de rodados, es el siguiente: cuatro intendencias crean la lista en función de los precios de los autos en el mercado.

Las otras cuatro comunas la revisan y, en caso de que existan diferencias, el representante de San José se encarga de buscar un «punto de equilibrio» entre ambas posiciones.

«La Comisión de Aforo trabaja en un sentido técnico: lo que vale es el precio real del mercado», dijo a El País uno de los integrantes de esta comisión asesora.

A partir del 26 de agosto, los delegados de las intendencias de Salto, Canelones y Maldonado debían elaborar una tabla de aforos de los coches en función de su precio.

Mientras, los representantes de Treinta y Tres, Tacuarembó, Río Negro y Durazno tendrían como cometido encargarse de revisar esos trabajos.

Esa labor no culminó según lo planificado ante el incumplimiento de una comuna, según informaron integrantes de la Comisión de Aforo.

El 26 de setiembre se modificó el cronograma y se estableció el 31 de octubre como la fecha máxima para entregar las tablas de aforos al delegado de San José para «limar» posibles diferencias antes de elevar el material al Congreso de Intendentes.