PBI cae 3% pero el gobierno relativiza impacto económico.

“Se registró un pequeño descenso pero aún así estamos 2,5 puntos por encima del mismo trimestre del año pasado». Esto lo dijo ayer el ministro de Economía, Álvaro García, en horas de la mañana, cuando presentó los números en el Consejo de Ministros. García aseguró que «Uruguay está bien posicionado en términos económicos en comparación con los demás países de la región», según dijo a Ultimas Noticias un asistente al encuentro con el presidente Tabaré Vázquez.

LA CAÍDA

El producto bruto interno, todo lo que produjo el país en bienes y servicios durante el primer trimestre de 2009, cayó 2,9% respecto al generado en el cuarto trimestre de 2008, pero creció 2,3% comparado con el mismo período del año pasado, informó el Area de Estadísticas Económicas de la Asesoría Económica del Banco Central.

El presidente del Banco Central, Mario Bergara, en diálogo con Ultimas Noticias ubicó el resultado dentro de las previsiones que se hacían tanto a nivel del equipo económico del gobierno, como de los analistas privados. Dijo que en el segundo trimestre se constata leve crecimiento de las demandas con mejores precios a nivel internacional, lo que permite augurar que se retomará crecimiento firme desde julio.

«Los resultados de la economía en el primer trimestre confirman las previsiones, tanto públicas como privadas, de que habría una caída (de la actividad) debido a la crisis global y su impacto sobre el país; hay que ver que es la primera caída en un trimestre, en términos desestacionalizados, después de 18 trimestres consecutivos de crecimiento», dijo Bergara.

Agregó que «si tomamos la comparación interanual, vemos que hay un crecimiento de 2,3% de la economía, pese que tanto en esta medición, como en la desestacionalizada respecto al cuarto trimestre del año pasado, hay una pérdida de no menos de medio punto porcentual por el factor sequía, lo que explica el declive en la actividad agropecuaria, y en la generación de electricidad».

LOS DATOS

El informe del Banco Central señala que la producción agropecuaria cayó 1,8% en términos interanuales debido a «una disminución de la producción pecuaria neutralizada parcialmente por la producción agrícola», y apunta que «el comportamiento negativo de la actividad pecuaria se debió fundamentalmente a la contracción de la faena bovina y de la producción lechera, esta última como consecuencia de factores climáticos adversos».

Sobre el sector de electricidad, gas y agua, informa una caída de la producción de 7% «debido a la disminución de las actividad de electricidad y gas», y comenta que «la contracción de la energía eléctrica obedeció a la menor generación de energía hidráulica por escasez de lluvias en el norte del país, que debió ser compensada para abastecer la demanda interna con producción de energía térmica, menos generadora de valor agregado que la hidráulica».

Bergara analizó para este diario que «el resto de la economía se comportó dentro de lo que se esperaba, tanto a nivel público como privado, manteniendo una fuerte desaceleración del crecimiento en términos anuales, manteniendo un crecimiento muy bajo o nulo para todo el año, pero no un derrumbe». La presidencia del Banco Central elaboró un comparativo del comportamiento de la economía con la de otros países que se incorporan en un cuadro y un recuadro adjuntos.

«En este (segundo) trimestre estamos viendo mejores comportamientos de algunas variables, como un repunte de la demanda, tanto interna como global, y mejores precios internacionales, lo que estaría confirmando que estaríamos entrando en una fase de repunte de la economía que se notará en la segunda mitad del año», dijo.

Sobre la caída de la producción industrial de 2,2% en el primer trimestre en comparación interanual, el informe del Central dice que obedeció a una «menor demanda interna y externa de bienes industriales (que) operó negativamente en el sector».

Bergara dijo que «se nota una desaceleración mayor de la esperada de la demanda interna, con un crecimiento menor que el del producto, debido a una caída de las existencias tanto agropecuarias como industriales, lo que significa que la gente está siendo más cuidadosa que lo que habíamos previsto, pero esto es sano y seguramente acompañará apuntalando el crecimiento cuando se retome esa fase» del ciclo económico.

El Banco Central no publicó aún el desagregado de la evolución de la actividad en el primer trimestre, pero en el resumen divulgado ayer dijo que la demanda interna cayó por las razones esgrimidas por Bergara, pero agrega que el gasto de consumo final del gobierno aumentó 6,1%, y el privado 1,2%. La formación bruta de capital fijo, forma técnica de referir a la inversión productiva, creció 4,9% en términos interanuales.

Las exportaciones de bienes y servicios crecieron 1,5% en volumen físico en el primer trimestre en términos interanuales, debido al «aumento registrado en las ventas al exterior de servicios por el mayor gasto real de los turistas ingresados al país», dijo el informe del Central. Añadió que las importaciones de bienes y servicios cayeron 7,1% debido a la contracción de compras al exterior tanto de bienes de consumo, uso intermedio, y de capital, como de servicios, comentadas por Bergara al aludir a la baja del consumo interno.