PBI creció 2,5% en 2003; salto de 15,8% en cuarto trimestre

POR MARÍA LAURA RODRÍGUEZ DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Hubo que esperar más de cuatro años de flagelos sucesivos –la devaluación de Brasil, la aftosa, la crisis argentina y de la banca local– para que la actividad de Uruguay comenzara a repuntar. Con el dato divulgado ayer de un espectacular crecimiento del PBI de 15,8% en el cuatro trimestre de 2003 y con los ajustes en las cuentas de los trimestres anteriores, Uruguay cerró el pasado año con un aumento de 2,5% en su producto.
Las exportaciones comenzaron a crecer a partir de marzo del anterior ejercicio, principalmente por el aumento de la competitividad ganada tras la devaluación de 2002 y arrastraron a algunos sectores de la economía. El panorama mejoró significativamente en el segundo semestre del año cuando el aumento de las exportaciones se tradujo en mayor cantidad de empleo.

El mercado interno recién reaccionó en el último trimestre del año y los motores se terminaron de prender en diciembre con el inicio de una muy buena performace de la temporada turística.

En términos desestacionalizados, el cuarto trimestre del año pasado creció 3% frente al tercer trimestre, siendo ésta la cuarta alza consecutiva.

El ministro de Economía, Isaac Alfie, calificó de “espectacular” el desempeño económico que comenzó hacia finales de 2003 y destacó que prácticamente todo obedeció al desempeño privado. La inversión en volumen físico del período aumentó 81,3% y 25,4 en el año (ver recuadro) y en capital fijo 24% entre octubre y noviembre.

Alfie no arriesgó un cambio en la previsión de crecimiento para 2004 en razón de que por ser un año electoral puede haber “ruido político”, pero estimó que el crecimiento en el primer semestre será superior al 10%. Estimó, asimismo, que el menor desempeño de la inversión en capital fijo obedece a que aún hay capacidad ociosa de la infraestructura industrial.

La previsión oficial para 2004 era, hasta ahora, una cauta, pero robusta suba de 5% del PBI en el año, Los augurios de distintos analistas privados fluctuaban entre 4% y 9%.

Más allá de las revisiones al alza que se hagan, se puede afirmar es que el piso de crecimiento de 2003 será de 5,35%, si es que no hay ningún imprevisto en el camino que haga caer la producción.

Este piso –llamado efecto arrastre–, se calcula haciendo la simulación de que el PBI de 2004 se mantiene estático en los niveles del último trimestre de 2003 y se compara con el promedio desestacionalizado de ese año.


El año de transición. El PBI de 2003 llegó a US$ 11.182 millones medido en dólares corrientes. El sector agropecuario fue el que más creció en el año, con un alza de 14,4%, seguido por la industria manufacturera, con un incremento de 4,6%. El sector de transportes y comunicaciones avanzó 2,8%, en tanto en los restantes sectores pesó negativamente el mal desempeño del primer semestre. Electricidad, gas y agua cayó 7,6%; la construcción bajó 7,1% y del sector de comercio, restaurantes y hoteles declinó 0,9%

La ponderación por sectores en relación al PBI total también varió respecto a 2002. Los servicios representaron casi dos tercios del total producido por los uruguayos en 2003. El 14% del PBI estuvo formado por inmobiliarias y afines; 12% por comercios, restaurantes y hoteles; 11% por instituciones financieras y casi 10% por transporte y comunicaciones. Cerca de 15% representaron los servicios del gobierno y de privados en otras áreas. La industria manufacturera representó el 18,9% del PBI, los sectores agropecuarios, de pesca y canteras representaron 13% y la construcción tuvo un peso de menos de 4%.

En comparación con 2002 el año pasado el agro ganó terreno frente a otros sectores de la economía pasando de 9,5% del total a 13%. Con respecto a 1998 este sector ganó 5,7 puntos porcentuales dentro del producto total. La industria ganó en 2003 1,4 puntos del total. Los sectores que perdieron peso en la actividad total fueron la construcción con una caída de 0,75 puntos porcentuales; las inmobiliarias y afines, que perdieron casi tres puntos porcentuales; el sector financiero en 0,62 puntos porcentuales; los servicios gubernamentales en 1,2 puntos y los servicios de privados en un punto.


Cuarto trimestre. El fuerte crecimiento del PBI en cuarto trimestre de 2003 fue liderado por la industria manufacturera, que creció 28,77% en el período, y por el alza de 25% del sector agropecuario. El sector de comercio, restaurantes y hoteles escaló 17,9%, la construcción avanzó 16,8% y el transporte y las comunicaciones mejoraron 9,1%. Solamente el sector de electricidad, gas y agua experimentó una leve contracción de 0,7%.

En términos desestacionalizados el producto del cuarto trimestre se expandió 3% en comparación con el trimestre anterior (julio-setiembre).

La construcción fue la que más creció según esta medición, con un alza de 11,4%, el sector agropecuario se expandió 6,1% y el sector de comercios, restaurantes y hoteles avanzó 3,7%. Ningún sector cayó en el cuarto trimestre con respecto al tercero