Persiste molestia en el empresariado

Esa decisión muestra el clima que reina hoy en las cámaras, que hace pocos días presentaron cientos de pedidos de impugnaciones al decreto de prevención de conflictos del Poder Ejecutivo, que tiene carácter transitorio hasta que se apruebe la ley de negociación colectiva.

Ese será el tema principal de las dos jornadas que el gobierno organiza en el Banco Central, donde participarán empresarios, trabajadores, legisladores y expertos en la temática laboral.

Ayer, representantes de las diferentes cámara se reunieron en la sede de la Cámara Mercantil y se definió «privilegiar la parte técnica» y dar la postura patronal «sobre el diálogo social y la negociación colectiva».

«Después de las jornadas habrá que ver cómo sigue esto, que debería ser el principio de algo. Nosotros apostamos al diálogo y a buscar los grandes acuerdos. Pero estamos viviendo momentos duros y hay hechos que marcan que las cosas no están del todo bien. ¿Es este el momento para conversar sobre diálogo social? Es la gran pregunta que nos hacemos», dijo a El País el asesor letrado de la cámara de Comercio, Juan Mailhos.

El seminario incluirá un panel con representantes de empleados y empleadores. Las cámaras definieron que allí participarán cuatro asesores que estuvieron involucrados en la discusión de un anterior proyecto de ley de negociación colectiva: Mailhos, Juan Fraschini, Ernesto Gravier y Roberto Falchetti.

Fuentes patronales dijeron a El País que se mantiene cierta «sensibilidad» en las cámaras y que durante la reunión de ayer «sobrevoló» la idea de no participar en el evento. Pero ninguna cámara lo planteó expresamente. El subsecretario Jorge Bruni abre esta mañana la primera de las dos jornadas.