Perú demanda a Chile por límites marítimos

Perú presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que resuelva una delimitación marítima con Chile y reconozca los derechos territoriales correspondientes a la nación peruana. Así lo confirmó ayer en Lima el presidente Alan García, luego que el delegado peruano Allan Wagner anunciara “emocionado” la presentación de la demanda en la Corte ubicada en Holanda. Chile, por su parte, “lamentó profundamente” la acción peruana.
En Santiago, el canciller Alejandro Foxley advirtió que la demanda peruana reclama territorios “que se encuentran incuestionablemente” bajo soberanía chilena. Foxley explicó que en la demanda “se desconocen tratados vigentes entre ambos países y la práctica observada por décadas en la aplicación de esos tratados”.

Perú busca que se le reconozca un área de más de 60.000 km2 en el océano Pacífico que actualmente está bajo dominio de Chile. Las autoridades peruanas recalcaron que su intención es resolver las cosas de manera “pacífica” y en un “clima de serenidad” sin que la presentación ante La Haya afecte las relaciones comerciales y de cooperación entre ambos países.

Larga historia. Los límites marítimos entre ambos países tienen una larga historia que se remonta a la guerra del Pacífico en el siglo XIX (1979-1883), que modificó las fronteras entre ambos países y dejó a Bolivia sin salida al mar.

La cuestión pesquera –de importante ingresos, sobre todo en Perú– tiene mucha incidencia en este caso.

Medio siglo después de la guerra del Pacífico, en la que Perú perdió los territorios de Arica y Tarapacá, se firmó el Tratado de Lima (1929), que fijó el denominado hito de la Concordia como referencia para las fronteras terrestres entre ambos países.

Chile defiende que la frontera marítima fue fijada en la Declaración de Zona Marítima y el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima suscritos en Santiago (1952) y Lima (1954), respectivamente.

Para fijar su frontera marítima, Chile ratificó en 1997 la Convención de Derecho del Mar y utiliza la línea del paralelo argumentando que el límite territorial no está a orillas del mar sino en el denominado Hito 1, unos 220 metros tierra adentro hacia el nordeste.

Pero Perú, que afirma que en los años de 1950 solo se suscribieron acuerdos pesqueros, utiliza el llamado punto de la Concordia, a orillas del mar, para proyectar, en un trazo equidistante, las 200 millas de dominio marítimo que reclama.

Tensión. La tensión por los límites marítimos se ha reavivado recurrentemente en los últimos años. La aprobación de la Ley de Dominio Marítimo por parte del Congreso del Perú, el 3 de noviembre de 2005, enervó a Chile.

Dicha norma, que considera peruanos cerca de 35.000 kilómetros cuadrados en el Pacífico sobre los que Chile ejerce soberanía, fue promulgada durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien mantuvo tensas relaciones con Chile, gobernado entonces por Ricardo Lagos.

Ya durante el gobierno del actual presidente peruano, Alan García, el Congreso de Chile presentó en 2006, un proyecto de ley para crear la Región de Arica-Parinacota, que consideraba “el paralelo del Hito Nº 1 en el Mar Chileno” como el inicio de la frontera de ese nuevo territorio con Perú.

Tras la enérgica protesta de Perú, el Tribunal Constitucional de Chile declaró inconstitucional esa ley, el 26 de enero de 2007.

La polémica sobre los límites marítimos volvió a reactivarse en mayo de 2007, cuando Perú presentó ante la ONU la Ley de Líneas de Base del Dominio Marítimo y, tres meses más tarde, con la publicación de la cartografía de la soberanía marítima, lo que llevó a Chile a llamar a consultas a su embajador en Lima, Christian Barros. (AFP, AP y EFE)