Petróleo abre la semana con cotización a la baja.

DE ACUERDO con operadores, los precios del crudo no mantuvieron el optimismo con el que iniciaban la jornada, luego de que en Estados Unidos se informara que durante el mes de noviembre la producción industrial bajó a 0,6%.
Lo anterior borró el impulso con el que iniciaba el crudo ante una creciente expectativa de que la Opep realizaría un fuerte recorte a sus suministros como una medida para ajustar el mercado y contener la constante caída de los precios.
Al respecto, estrategas señalaron que la de ayer fue una jornada marcada por los contrastes predominantes en un mercado preocupado por el rumbo futuro de la demanda. La caída que registraron las plazas bursátiles eliminó por completo el optimismo que generaba la debilidad del dólar frente al euro, mientras que el posible recorte de la Opep era opacado por las preocupaciones que generaba una disminución de la producción industrial.
De esta manera los precios del WTI finalizaron con una pérdida de U$S 1,77, el 3,82%, respecto al cierre previo para ubicarse en U$S 44,51 por barril. En tanto, el crudo Brent finalizó la jornada con un retroceso de U$S 1,81, el 3,90% respecto al cierre de la sesión previa al ubicarse en U$S 44,60 por barril. Por su parte la divisa única europea registró una apreciación frente al dólar del 2,41% respecto al cierre de la sesión anterior al ubicarse en 1,3715 dólares por cada euro. Para las siguientes sesiones el mercado seguirá con atención todo el flujo de información proveniente de la Opep, en busca de indicios sobre la decisión que tomará la organización en tomo a su política de producción.