Petróleo en casi US$ 45 por corte de producción en Irak

Aunque el crudo iraquí seguía siendo cargado para exportación, los analistas temían que el mercado podría perder más de 1,5 millones de barriles al día hasta el fin de semana.

Las compras del crudo fueron asimismo alentadas por la nueva amenazas de interrupción del suministro petrolero en Rusia, agregaron los analistas, en una jornada en la que la petrolera más grande del país, Yukos, sufrió dos reveses en su litigio con la justicia.

El crudo ligero para entrega en septiembre subió 89 centavos a US$ 44,84 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, mientras que la mezcla Brent subió 93 centavos y cerró en US$ 41,56 el barril.

En otros combustibles, el precio de la gasolina para entrega en septiembre se disparó a 0,54 centavos a US$ 1,2401 el galón

Un funcionario de alto rango en la empresa petrolera en Irak, que pidió no ser identificado, dijo que los yacimientos del sur del país dejaron de bombear ayer después que los extremistas leales al clérigo chiíta Muqtada al-Sadr amenazaron con atacar la infraestructura petrolífera de Basora.

Un portavoz del ministerio de petróleo, Assem Jihad, no confirmó el cierre, ni tampoco lo hicieron los militares británicos, que vigilan Basora.

Un 90% de las exportaciones de Irak son embarcadas a través del puerto de Basora, lo que equivale a una producción de 1,8 millones de barriles diarios.

Una nueva preocupación sobre los suministros del crudo ruso volvieron a surgir en vista de que el gobierno sigue enfrentado al gigante petrolero Yukos por los miles de millones de dólares en impuestos atrasados, y los funcionarios de la empresa han dicho que su producción de 1,7 millones de barriles diarios podría ser afectado.

Yukos ha advertido que se declararía en bancarrota a partir de este mes si el estado no le permite acceso a sus cuentas bancarias bloqueadas y si el gobierno le confisca su subsidiaria Yuganskneftegaz, su mayor fuente de ingresos. (AP)