Piqueteros desafían a Tabaré Vázquez

Los piqueteros argentinos unidos a ambientalistas uruguayos en la denominada Asamblea Binacional llevarán a cabo una manifestación mañana durante la inauguración de la terminal Ontur del Puerto de Nueva Palmira, que contará con la presencia del presidente Vázquez. Dicha terminal está ubicada en la ruta 12 y Baygorria, y será el principal puerto que utilizará Botnia para exportar celulosa.
En relación a dicha protesta, las autoridades aumentarán las medidas de seguridad aunque, por el momento, el ambiente que se vive en Nueva Palmira es de mucha calma.
Asimismo, el subsecretario del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jaime Igorra, señaló que la democracia admite las manifestaciones siempre que sean pacíficas, y afirmó: «La instalación de Botnia es una oportunidad enorme en esta globalización y debemos tomar lo más positivo; el hecho de que países como Uruguay reciban inversiones extranjeras directas beneficia a toda la región».
Además, aseguró que el incidente de la fuga de sulfuro de sodio no fue un accidente ambiental, sino un accidente de trabajo, pero aclaró que el Ministerio de Trabajo sigue investigando: «Queremos saber exactamente qué irritación produjo a los obreros esa sustancia», dijo.
Por otra parte, los ambientalistas de Gualeguaychú planean cruzar la frontera en caravana y realizar una asamblea frente a las puertas mismas de Botnia, según afirmó el diario argentino1 Clarín en su edición digital.
La manifestación se llevará a cabo el domingo 2 de setiembre y marcará el primer cruce masivo de piqueteros argentinos a territorio nacional después de la fallida volanteada realizada en Montevideo el pasado mes de febrero.
En declaraciones a Radio 10 de Argentina, el asambleísta Juan Ferrari explicó que la resolución ya fue votada y aprobada por la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, y aseguró que no anticipa que se produzcan hechos violentos, dado que «las acciones de la asamblea nunca han sido violentas, siempre han sido pacíficas».
Paradójicamente, Ferrari exigió al gobierno nacional que les garantice «el libre tránsito a los manifestantes » hacia nuestro territorio y afirmó que: «Nosotros siempre decimos que el delito que cometimos fue en defensa de la vida, por lo cual, en realidad, no existe delito alguno».
Los piqueteros critican al gobierno de Kirchner por la «falta de medidas concretas» y esperan que endurezca sus acciones frente al gobierno uruguayo.
Los organizadores estiman que unas 5.000 personas crucen la frontera: «Vamos a endurecer nuestra posición hasta que oigan nuestros reclamos», manifestaron los ambientalistas entrerrianos.