Piqueteros quieren parar dragado del río Uruguay

En estos días, el subsecretario de Medio Ambiente, Jaime Igorra, y poco antes el director de la OPP, Enrique Rubio, habían alertado acerca de que el verdadero trasfondo del conflicto binacional era la lucha por los puertos.

«Es interesante recordar que el primer bloqueo del puente internacional sobre el río Uruguay se realiza por parte de asambleístas de Concepción del Uruguay, reclamando el dragado del río», recordó Igorra.

Consultado acerca de este nuevo giro en la evolución del conflicto, Igorra llamó la atención sobre la gravedad de esa medida. «El dragado del río Uruguay ha sido un reclamo constante, aunque lamentablemente ni las autoridades ni la comunidad han sido plenamente conscientes de la importancia del tema», opinó. El jerarca recordó que el tema de la hidrovía del río Uruguay debe ser, necesariamente, una obra binacional, «como hicimos juntos Salto Grande en el siglo XX, habrá que terminarla juntos y hacer una realidad la hidrovía en el siglo XXI».

«Desde fines del 2001, en que se terminó un operativo de dragado de emergencia en el que se removieron más de un millón y medio de metros cúbicos, no se ha hecho prácticamente nada», recordó Igorra. «Nada, salvo promesas, y ahora ni siquiera eso, porque las promesas se las hacen a los asambleístas», se quejó.

El tema del dragado fue discutido por los asambleístas durante la reunión que mantuvieron en la noche del martes. Surgió cuando un activista se refirió a una carta de un «secretario técnico uruguayo» dirigida a los clubes náuticos de Gualeguaychú para que reclamaran a las autoridades el dragado del río.

En tal sentido, la coordinadora de la Asamblea, Susana Padín, dijo ayer a la agencia local de noticias APF que pedirán a la CARU «que no permita el dragado». Padín recordó que «en la reunión con el jefe de Gabinete él se comprometió a que el río Uruguay no se iba a dragar hasta tanto no terminara el conflicto». También este punto se lo plantearán al hombre de confianza de Kirchner.