PIT-CNT quiere incluir cláusula gatillo en Consejos de Salarios

Propuesta sindical busca evitar que la suba de precios “se coma” la recuperación salarial

El PIT-CNT pedirá la convocatoria al Consejo Superior de Salarios para incluir un mecanismo de “cláusula gatillo” que impida que el aumento de la inflación de los últimos meses “se coma” el incremento salarial logrado por los trabajadores en la negociación colectiva, dijo a El Observador el dirigente sindical Richard Read.
El Secretariado Ejecutivo de la central obrera sesionó ayer y resolvió solicitar una entrevista al ministro de Economía, Danilo Astori, para transmitirle la “preocupación” por el incremento de los precios y su posición respecto a la reforma tributaria.

Ayer se conoció la inflación de agosto, que alcanzó al 1,73%, con lo cual en lo que va del año el Índice de Precios al Consumo (IPC) se situó en 8,22%. (ver página 3).

La mayoría de los acuerdos firmados en la segunda ronda de los Consejos de Salarios –que incluyeron tres aumentos semestrales y que tienen alcance hasta diciembre de este año– tuvieron en cuenta la expectativa de inflación para este semestre, que se había ubicado en 2,48%. Sin embargo, en julio y agosto el IPC ya totalizó un incremento de 2,56%.

“No puede ser que el aumento de salarios real de un millón y medio de personas dependa de lo que digan ocho iluminados”, se quejó Read.

“Hay que incluir una cláusula gatillo que diga que si se alcanza la inflación proyectada antes que culmine el semestre se debería proyectar una nueva inflación y renegociar los acuerdos, porque ya vimos que las proyecciones le erran feo”, insistió el dirigente.

Read sostuvo que esa iniciativa es compartida por la mayoría de la central sindical y que planteará el tema a las autoridades del Ministerio de Trabajo.

El dirigente del Comercio, Milton Castellano, compartió la visión de Read, aunque dijo que también es necesario “atacar las causas” que generan la inflación.

El dirigente señaló que “ya quedó demostrado que el mercado por sí solo es ineficiente” por lo que propuso “mecanismos de seguimiento y control de precios” estatales.

“Tiene que haber entes testigos del Estado que regulen el mercado y se tiene que hablar con los formadores de precios para que disminuya la especulación”, señaló.


Críticas. En contrapartida, las cámaras empresariales no comparten la idea de renegociar los aumentos salariales.

María Dolores Benavente, asesora de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) consideró “innecesaria” la posibilidad de incluir “cláusulas gatillo” en los ajustes semestrales.

“En ajustes semestrales en los que además existe un correctivo no hay necesidad. Si los ajustes fueran anuales, quizás podría ser distinto”, expresó.

Asimismo, rechazó la posibilidad de crear mecanismos de control de precios. “Eso tiene 4 mil años de historia y nunca funcionó. Siempre generó escasez y un mercado negro”, opinó.

La asesora de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, expresó que el aumento inflacionario se debe a componentes internacionales y locales.

“Sobre los internacionales poco se puede hacer, pero sobre los locales sí podemos actuar, porque hay una presión sobre la demanda agregada, fruto del incremento excesivo del gasto público”, reflexionó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Diego Balestra prefirió no opinar sobre la posibilidad de incluir “cláusulas gatillo” en los Consejos de Salarios.

No obstante, el industrial dijo estar “muy preocupado” porque, al parecer, las medidas para atacar la inflación son solamente de corte monetario.